Como todos sabemos, muchos planes de seguros están disponibles para grupos o colectividades. Muchas empresas, por ejemplo, otorgan como prestación a sus empleados seguros de vida y de gastos médicos mayores. Adicionalmente, muchas aseguradoras se han dado a la tarea de diseñar productos específicos para miembros de ciertas empresas o asociaciones, cuya participación es totalmente voluntaria.

Los planes grupales ofrecen muchos beneficios, pero podrían no ajustarse a nuestras necesidades individuales.

Ciertas coberturas que necesitamos, por ejemplo, podrían no estar disponibles en dichos planes. Por ello, siempre es necesario analizarlos con detenimiento, determinar si son adecuados para nosotros y/o analizar formas de complementar la cobertura que nos ofrecen. Para ello, debe analizar sus pros y contras.

Ventajas

• Costo. Las pólizas que se ofrecen a grupos o que podemos acceder vía nuestro patrón suelen ser más baratas que las que podríamos comprar de forma individual. Entre las razones podemos comentar las siguientes: las colectividades o grupos ofrecen generalmente una población homogénea, por lo que el análisis de riesgo de la compañía aseguradora se puede enfocar hacia el análisis de las características comunes.

Además, las organizaciones suelen tener un mayor poder de compra que un individuo por su cuenta.

Esto no se da siempre. En el ramo de automóviles, el precio de los seguros de ciertos modelos puede se mayor que los que se pueden obtener de forma individual a través de ciertas compañías que ofrecen seguros de bajo costo.

En el ramo de vida, muchas veces también se pueden obtener mejores costos de forma individual, sobre todo si nuestra salud y condición física son buenas.

Esto se da porque algunas pólizas grupales no requieren evaluación médica y pueden, por lo tanto, atraer a personas con problemas de salud que no podrían obtener cobertura individualmente.

• Fácil acceso. Las pólizas grupales suelen ser de muy fácil acceso. En muchas ocasiones, basta con ser miembro de la colectividad y firmar un consentimiento para quedar automáticamente cubierto. A veces mediante el pago de una prima adicional, los beneficios de la cobertura se pueden hacer extensivos a nuestros familiares (sobre todo en lo que respecta al seguro de gastos médicos mayores).

• Indemnización en caso de siniestro. Dado el poder de compra de muchos grupos grandes, en caso de un siniestro que ocurra a uno de sus miembros, la simple pertenencia al grupo puede ayudarnos a que sea pagado de una forma más eficiente.

Desventajas

• Poca flexibilidad. A veces, los planes de grupo se diseñan de una forma altamente estandarizada y suelen tener poca flexibilidad en lo que a montos asegurados y beneficios adicionales se refiere. Por ejemplo, la suma asegurada de una póliza de vida contratada por nuestra empresa suele ser de 24 a 48 meses de sueldo. En ocasiones, se ofrece la opción de incrementar esta cobertura, con cargo al empleado.

La cobertura de estas pólizas es únicamente básica y muy pocas veces nos ofrecen la opción de contratar beneficios adicionales, como beneficio por invalidez o incapacidad total y permanente (con prima adicional). Lo mismo sucede con pólizas de gastos médicos mayores.

• Dejar de pertenecer al grupo o colectividad. Una desventaja indiscutible es que, al dejar de pertenecer al grupo, el seguro automáticamente deja de tener efectos; sin embargo, en muchos casos, las pólizas grupales pueden ofrecer la opción de convertir el certificado grupal en una póliza individual sin perder la antigüedad. En seguros de gastos médicos esto es invaluable y es importante pedir a nuestra compañía que contemple esta garantía de conversión.

*Te invito a visitar mi página: www.planeatusfinanzas.com y a escribirme por Twitter: @planea_finanzas

jlanzagorta@eleconomista.com.mx