Conectarse a las redes wifi públicas que ofrecen plazas, centros comerciales, parques, hoteles, cafeterías y muchas otras ubicaciones puede ser muy tentador, al ser una oportunidad para revisar o enviar correos electrónicos, ponerse al día en las redes sociales o simplemente navegar en la red.

Sin embargo, los cibercriminales a menudo espían estas conexiones públicas para interceptar y robar información de los usuarios, como datos bancarios, contraseñas de cuentas y cualquier otra información valiosa, y cometer algún ilícito.

Antes de usar estos accesos de internet gratuito, se deben tomar en cuenta algunos cuidados y recomendaciones para evitar ser víctima de hackeos o robos.

A través de su blog en línea, la firma internacional de ciberseguridad Kaspersky aconseja estar atento a la señal wifi pública, ya que sin importar el establecimiento en donde uno se conecte, ésta puede ser insegura.

“No suponga simplemente que el enlace wifi es legítimo. Podría ser un enlace falso configurado por un cibercriminal que está tratando de captar información personal y valiosa de usuarios confiados. Cuestione todo y no se conecte a un punto de acceso inalámbrico desconocido o que no se puede reconocer”, detalla.

La firma internacional explica que algunos enlaces pueden ser falsos y estar configurados con malware o programas maliciosos, los cuales llevan el nombre de conexión deliberadamente similar a la cafetería, el hotel o el recinto que ofrece la señal wifi gratuita, para ello, lo mejor es preguntar directamente con empleado sobre la ubicación que proporciona la conexión wifi y pedir información acerca del punto de acceso, como el nombre y la dirección IP de la conexión.

Uno de los pasos más básicos en lo que respecta a la seguridad en Internet es revisar que los sitios lleven https, lo cual indica que es una conexión cifrada. Esto no quiere decir que una web https sea totalmente segura y esté fuera de peligro, pero al menos sabrá que la conexión es privada y segura.

Otra recomendación es que, mientras navegue en estas redes públicas, evite registrarse en sitios web donde existe la posibilidad de que los cibercriminales capten su identidad, sus contraseñas o su información personal, como sitios de redes sociales, servicios de banca en línea o cualquier sitio web que almacene información sobre su tarjeta de crédito.

De igual forma, es importante que asegure que sus dispositivos estén protegidos con un antivirus o solución antimalware, los cuales deben estar actualizados tan regularmente como sea posible.

No comparta datos bancarios o personales

Un recomendación más que comparte Kaspersky es que, a menos de que sea necesario, se conecte o inicie sesión en aplicaciones o servicios de banca en línea.

Detalla que en estos sitios de wifi público lo mejor es no hacer transacciones bancarias, compras online o cualquier otra operación o transacción que implique dinero.

Una forma más de blindar nuestros dispositivos es proteger las aplicaciones que regularmente usa con contraseñas, sobre todo aquellas apps financieras o que contengan información personal y confidencial.

Para disfrutar de una conectividad más segura, es conveniente utilizar navegadores diferentes al que suele utilizar todos los días, así protegerá sus historiales de navegación, contraseñas, y todo lo que suba a redes sociales.

Este tipo de puntos wifi son el anzuelo perfecto para que los crackers roben información, así que lo mejor es siempre conectarse a redes públicas verificadas, como las de Infinitum que se muestran en el mapa compartido por la CDMX, las Google Station o las de AT&T en las estaciones del metro.

Adicional a todas las anteriores recomendaciones, se debe tener cuidado con los curiosos que pueden estar a nuestro al rededor al momento de digitar nuestras contraseñas, por llo, se debe verificar que nadie esté echando un vistazo a tu pantalla, podrían suplantar tu identidad o robar información valiosa mientras navegamos en las redes públicas.

[email protected]