La inflación es el ladrón más sutil y eficiente

Jorge González Moore

TASA DE INTERÉS EN 7.0%: El Banco de México (Banxico) confirmó el pasado jueves 22 de junio una nueva alza en la tasa de referencia de 25 puntos base para situarla en 7.00 por ciento.

En meses recientes, una mayor inflación ha justificado el continuo movimiento de alza que inició en diciembre del 2015, cuando la tasa de referencia se situaba en 3.0 por ciento.

La decisión de Banxico sucedió unas horas después de darse a conocer la inflación de la primera quincena de junio, que alcanzó 6.30% anual.

El comunicado de Banxico que acompañó la decisión dejó ver la posibilidad de que el alza de tasas esté cerca de su máximo y no se descarta que comiencen a disminuir el próximo año a la par de la inflación.

REACCIÓN BURSÁTIL: Tras una baja inicial (luego de tres sesiones consecutivas de caídas) en el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) cuyo nuevo nombre es ahora S&P/BMV observó una recuperación gradual posterior al comunicado de alza en la tasa de interés, que lo llevó a un cierre de sesión prácticamente sin cambios. A partir de entonces, el índice bursátil en México se ha mantenido sin una tendencia definitiva que arrastra ya desde hace varios meses a pesar de un mejor balance fundamental de información (menor presión por el Tratado de Libre Comercio, mejor perspectiva de crecimiento económico, fortalecimiento del tipo de cambio, menor riesgo de baja en calificación crediticia, mejores perspectivas de crecimiento para resultados de empresas en Bolsa, etcétera).

El autor es director general adjunto de Análisis y Estrategia Bursátil del Grupo Financiero BX+.

ATENCIÓN CON LAS TASAS REALES

Si bien un alza en la tasa de interés genera menor atractivo en la inversión bursátil, en realidad el ciclo reciente de alza en tasas ha tenido relativo poco impacto en el mercado. Las principales razones se asocian a: 1) la tasa real de interés en México, es decir, restando el impacto de la inflación (por mayor inflación reciente), es casi nula y por lo tanto muy poco atractiva para un ahorrador que busca mantener y acrecentar su poder adquisitivo en el tiempo. La gráfica anexa ilustra la diferencia entre la tasa de referencia nominal actual y la real; y 2) los niveles de rentabilidad de las empresas en Bolsa en promedio (ROE y margen EBITDA) siguen siendo casi tres veces en nivel de la tasa nominal actual.