Si se tiene un vehículo, lo mejor es cuidarlo y darle el mantenimiento adecuado para evitar que se devalué lo menos posible y obtener una ganancia mayor a la esperada al momento de venderlo, afirmó la plataforma de compra-venta de autos seminuevos Kavak.

La empresa recordó que al salir de agencia, un automóvil puede perder hasta 27% de su valor y un promedio de 10% adicional cada año, ello dependerá del modelo y marca.

Señaló que a pesar de que este desgaste es natural, si se cuida y se brinda el mantenimiento adecuado se podrá minimizar el daño, mejorar considerablemente el estado del auto y con ello, su valor.

Entre las acciones que pueden realizar los dueños para conservar el valor de su vehículo se encuentran revisar el estado del motor, ya que esta pieza es fundamental para su funcionamiento. Lo recomendable es revisar de manera general, al menos dos veces al año, corroborar que esté limpio y todos los niveles de líquidos deben estar como corresponde.

Respecto a la parte de los líquidos, Kavak sugirió siempre llevar el tanque de combustible antes de que llegue al mínimo, ya que es muy común que muchos automovilistas esperan a último mínimo para llenar el tanque de gasolina, es decir cuando ya casi se termina la reserva; sin embargo, esto con el tiempo genera importantes daños al vehículo.

Otra acción más es revisar periódicamente los niveles de aceite y refrigerante. En el caso del aceite, corroborar que siempre esté en la marca que corresponde, aunque también se puede cambiar cada determinado kilometraje o cada seis meses dependiendo del modelo del auto.

“Si se nota que el nivel de aceite desciende considerablemente es mejor acudir con mecánico, puede tratarse de una fuga. En el caso del refrigerante, se debe cambiar cada año, así se asegura que el motor esté siempre a la temperatura adecuada y se prolongará en su vida útil”, afirmó la empresa.

Kavak también recomienda inspeccionar el estado de los frenos, ya que esta parte del vehículo también es indispensable para el buen funcionamiento del auto y también para la seguridad de conductor y pasajeros.

Si bien es normal que algunas piezas sean propensas al desgaste natural por su uso; por ello, si no están en las mejores condiciones su daño irá aumentando progresivamente.

En ese sentido, la empresa indicó que lo ideal es que cada determinado tiempo o kilometraje, se limpien y revisen los frenos, pero si se nota algún cambio, ya sea en el color de la superficie del disco, grietas o surcos, manchas de óxido o rayas eso significa que es momento de cambiarlos.

En cuanto a la documentación, es importante contar con la constancia de verificación, comprobante de no adeudos o infracciones así como la baja del vehículo.

Para tomar en cuenta

  • Un automóvil puede perder hasta 27% de su valor al salir de la agencia así como perder 10% adicional del mismo cada año, todo depende del modelo y marca.
  • Revisar el estado del motor es esencial: lo recomendable es hacerlo al menos dos veces al año, corroborar que esté limpio y todos los niveles de líquidos se encuentren en buen estado.
  • Aunque algunas piezas son propensas al desgaste por su uso, si no están en las mejores condiciones su daño irá aumentando por lo que es ideal dar el mantenimiento necesario.
  • En cuanto a la documentación recuerde que deberá contar con la constancia de verificación así como el comprobantes de no adeudos o infracciones.

finanzas.personales@eleconomista.mx