La temporada navideña concluyó y dejó a su paso sonrisas, buenos momentos y regalos, algunos de ellos fueron dispositivos electrónicos. En muchas ocasiones, cuando nos regalan una pantalla, un celular, una computadora o una consola de videojuego, pensamos lo mucho que nos divertiremos o que trabajaremos usando estos dispositivos; sin embargo, lo que menos se piensa es que se descomponen o que pueden tener un defecto de fábrica que evite su funcionamiento.

En estos casos, es importante que revise la póliza de garantía para hacerla válida y que el equipo pueda ser arreglado o cambiado.

Una garantía es un compromiso por escrito que otorgan los fabricantes de productos, o quienes ofrecen algún servicio, para repararlo o remplazarlo en caso de que esté dañado o salga con algún defecto.

El plazo mínimo de una póliza depende mucho del tipo de producto, pues en algunos casos es de siete días y en otros meses o incluso años; sin embargo, el tiempo promedio es de 30 días.

Al comprar un producto, el usuario debe fijarse en cuatro datos básicos de la garantía: el primero es de quién viene, si del fabricante o de la tienda; el segundo es el periodo de vigencia; el tercero, las restricciones que tiene, y el cuarto, los lugares para hacerla válida, explicó Ricardo Rivera, director de Marketing de Best Buy.

Detalló que si el usuario quiere hacer válida su garantía tiene que presentarla por escrito, al igual que su ticket de compra; posteriormente, debe revisar el periodo de la misma, las restricciones que pueden existir y los lugares donde la puede reclamar.

Adicional a esto, también debe verificar en qué casos es válido ir a la tienda en donde se adquirió o si es directamente con el fabricante.

“La garantía de cada producto es diferente. No hay un estándar de cómo son las garantías en general, entonces, se revisa el tipo de producto, el periodo y dónde se debe hacer válida. Cuando el usuario compra el producto debe leer qué dice la garantía para ver qué es lo que indica y cómo la puede reclamar”, expuso.

Señaló que de manera general las garantías que ofrece el fabricante cubren la mano de obra para reparar el producto y, en ocasiones, incluyen el traslado del aparato, pero sólo en caso de que el daño así lo requiera.

En cuanto a las restricciones, el directivo explicó que existen casos en que, una vez que el producto es desarmado, ya no se cubre la garantía, o daños por descarga eléctrica.

También indicó que dependiendo de la marca, el promedio de vida y el aparato, es el tiempo para calcular la garantía de un producto. Ejemplificó que no es lo mismo un celular con un promedio de vida de 18 meses que una lavadora o refrigerador que tiene aproximadamente seis años de no presentar fallas.

Ana Cecilia Martínez, representante de marketing en México de las licuadoras Vitamix, enfatizó que otro dato importante son las excepciones de la garantía, pues los usuarios a menudo no leen en qué casos no aplica algún tipo de daño.

“Muchas veces algunos productos tienen cinco años de garantía y, cuando se quiere reclamar, dicen que ésta no aplica en ese caso. A veces los consumidores no le dan la importancia que deben a la garantía, pero creo que tienen que tomar el tiempo para leerla, ver en qué situaciones sí aplica y asegurarse de que, en caso de haber una incidencia con el equipo, esté cubierta por la garantía”, sostuvo.

Precisó que todos los aparatos electrónicos cuentan con un teléfono de soporte técnico, donde el usuario se puede comunicar y explicar el daño que tenga el equipo.

“Hay que hacerle ver al consumidor que las garantías son algo que se debe revisar y considerar al momento de la compra en un aparato electrónico sea cual sea. Siempre es importante revisar la vigencia y la cobertura de la misma”, comentó.

Dijo que ningún paso del proceso para hacer válida su garantía tiene costo para el cliente mientras esté vigente.

“Si el incidente ocurre en los primeros 30 días, se puede hacer válida la garantía con el ticket de compra directamente en la tienda en la que lo adquirió. En caso de que sea después de esos 30 días, la garantía sirve para realizarlo directamente con la marca para que se haga la reparación o cambio de equipo”, refirió.

Acuda con expertos

En caso de que alguno de sus aparatos se descomponga, lo mejor es que no acuda a lugares no certificados en donde se puede afectar más el equipo.

Ricardo Rivera lamentó que el tema del uso de las garantías en México todavía es muy bajo y que la gente sigue recurriendo a lugares informales para reparar sus aparatos.

“Si tu quieres que te reparen tu pantalla o tu laptop, muchas veces la gente va a lugares no muy seguros y sin ninguna certificación, que no cuentan con técnicos especializados y carecen guías de seguridad, no hay estándares de calidad y eso daña los equipos”, expresó.