La contingencia detuvo muchas actividades y servicios, y en el caso de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) no fue la excepción ya que desde el 26 de marzo la pandemia obligó a suspender sus operaciones, sin embargo con el cambio de color rojo a naranja en el semáforo epidemiológico, la “nueva normalidad” comenzó a restablecer, con trabajos atrasados y pendientes, operaciones en diversas dependencias y centros.

Entre los casos que se encuentran pendientes, está el de Omar Jiménez quien es diseñador gráfico y que recientemente tuvo un caso de robo de identidad donde una persona realizó compras que él no realizó ni reconoce.

“No soy mucho de tener tantas tarjetas de crédito o préstamos, incluso trato de mantener mis cuentas en números verdes, sin embargo hace casi un mes comenzaron a llamarme para realizar el pago de artículos que ni siquiera había comprado, fue ahí cuando me comuniqué con el banco para pedir una explicación”, dijo.

A finales de julio, la Condusef reanudó la atención en sus Unidades de Atención a Usuarios (UAU), sin embargo éstas aún no operan en su totalidad y únicamente se atienden cuatro situaciones en las que podrá agendar una cita y acudir de manera presencial a dar seguimiento a su caso.

Las situaciones por las cuales podrá tener una atención en las UAU son para la reclamación por un posible robo de identidad; para recoger algún dictamen y utilizarlo en su defensa; para la entrega de documentación o información complementaria que haya sido previamente solicitada para formalizar su reclamación y para las personas adultas mayores o con capacidades diferentes que no tengan la facilidad de realizar los trámites por la vía remota.

En estos casos, la Condusef habilitó dos mecanismos para agendar citas presenciales: mediante vía telefónica o bien, por Internet.

A pesar de que Omar pertenece a la generación de jóvenes que utiliza la tecnología en su día a día, refirió que hay aspectos que prefiere tratar a la antigua.

“Creo que estoy chapado a la antigua cuando trato de resolver situaciones de este tipo, no hay nada como la atención de persona a persona, sin duda el celular o las apps me ahorran tiempo, pero en esta situación además de molesto, estaba preocupado al saber que hicieron compras a mi nombre por 5,000 pesos”.

Omar relató vía telefónica que después de mantener comunicación con su banco optó por recurrir a la Condusef por medio de los canales remotos de atención, sin embargo no se sintió conforme con esa alternativa.

“Creí que al ser una alternativa en la que no tenía que desplazarme a una oficina podría resolver el problema, y aunque es una buena opción, personalmente no me sentí del todo conforme ,ya que tenía la necesidad de ser atendido personalmente”, comentó.

Tome en cuenta las fechas

Debido a que la carga pendiente de trabajo en las UAU de la Condusef, es posible que no encuentre una fecha cercana para acudir a una cita presencial, por ello es importante que al registrarse elija un horario y día en el que cuente con disponibilidad completa ya que, de no hacerlo tiene el riesgo de que al momento de reagendar encuentre una nueva fecha disponible hasta con meses de espera.

En una revisión realizada por este medio en el portal de citas de la comisión, se detectó que al cierre de esta edición, en la UAU CDMX-Metropolitana Central, se tenía un registro de 310 horarios libres, sin embargo, al revisar el calendario que arroja la elección de fechas disponibles, es hasta el 14 de octubre cuando se encontraron los últimos lugares libres en dicha unidad.

“Tuve suerte de ser uno de los primeros en alcanzar fechas disponibles en agosto, será hasta el 27 cuando pueda acudir y me ayuden a resolver mi situación”, detalló Omar.

Al momento de registrarse, únicamente será necesario  llenar los campos correspondientes con datos personales como nombre y apellidos, CURP, correo electrónico y si es el caso, el número de folio que tiene asignado de acuerdo a su caso.

jose.ortiz@eleconomista.mx