Las mujeres son quienes más compran cada vez que visitan las tiendas en línea, y suelen ver más páginas que los hombres antes de decidirse, destacó un estudio que realizó Mercado Libre.

De acuerdo con una investigación del comportamiento de consumo de usuarias en los mercados de Argentina, Brasil y México, cuando las mujeres mexicanas visitan las tiendas online, se llevan un producto casi 10% de las veces.

Aunque podría parecer una cifra baja, menciona la plataforma de comercio electrónico en un comunicado, este porcentaje es el más alto de América Latina cuando se compara con 9.2% de las mujeres en Brasil y 6.7% de Argentina.

Los productos más comprados por las mujeres están dentro de la categoría de moda, tales como ropa, zapatos y accesorios, los cuales representan alrededor de 79% de todas las compras en línea, la categoría más alta de todas.

En este sentido, EnvíoClick también coincidió en que las tendencias de compra online las encabeza el género femenino con un crecimiento de 30% durante el último año, destacó Juliana Sarmiento, directora de EnvíoClick.

En México, las jóvenes entre 18 y 24 son las más activas en las compras online, ya que tienen una tasa de compra de 10.8%, ven más de 12 páginas antes de comprar algún producto y demoran casi 10 minutos por sesión.

Le siguen las mujeres mayores de 65 años, que compran 10.6% de las veces y demoran dentro de las tiendas online hasta nueve minutos con 54 segundos por sesión.

Por otra parte, la plataforma menciona que un dato relevante del estudio es que ahora son los hombres los que pasan más tiempo de shopping online, contrario a lo que históricamente ha sucedido en las tiendas físicas.

En México, por ejemplo, los hombres demoran casi 10 minutos con 15 segundos por sesión, 12% más que las mujeres; en Argentina sucede lo mismo y en Brasil los usuarios parecen ser más prácticos, al demorar sólo ocho minutos.

La firma concluye que así como ha cambiado la forma de comprar, también se modificó el comportamiento de los compradores, especialmente el de las mujeres: ya no sólo pasan menos tiempo dentro de las tiendas, sino que ahora valoran otras cosas, más allá del producto en sí, como las entregas inmediatas.