Pasaron los primeros 10 días de abril. El tiempo se agota y no ha finalizado la declaración anual. Tiene todo para que su contador se haga cargo. Pero, ¿ya habló sobre la deducción gastos médicos?

La empresa Servicio Integral, Contable y Fiscal, informó que en la deducción de Gastos Médicos Mayores se incluyen los recibos médicos que dan los particulares, los hospitales, los análisis clínicos, laboratorios médicos, radiografías y estudios que se realizan los contribuyentes. Incluso si una persona paga de manera independiente el Seguro Social.

Todos los gastos realizados en el hospital entran como deducibles. Enfermeras, prótesis, sueros, habitación, oxígenos, medicamento, siempre y cuando se compre en el propio hospital.

Los medicamentos que compre después de la intervención en una farmacia de cadena no se incluyen en la deducción. Para deducir debió comprarlo en el hospital desglosarlo: usó x cantidad de medicamento , enfatizó Héctor Hernández, director de AR Consultores.

Se hace en la declaración anual, no en la mensual. Pueden ser sujetos para esta deducción los gastos que hace el contribuyente con personas: por sangre, afinidad civil y concubinato, y la pueden realizar todas las personas físicas.

¿CÓMO HACERLOS VÁLIDOS?

Los especialistas en temas fiscales coincidieron en que se tienen que cumplir ciertos requisitos para hacer válidos estos beneficios.

Cecilia Garay Jiménez, fiscalista de FiscoClic explicó que no hay tope en lo que se refiere a los gastos médicos. Se incluyen honorarios médicos y dentales cueste lo que cueste. También se incluyen los gastos hospitalarios efectuados por el contribuyente para él, su cónyuge, siempre y cuando no reciba un ingreso superior al salario mínimo anual, los hijos y los padres .

Según el artículo 176 del Impuesto Sobre la Renta (ISR), se pueden deducir hasta 22,750 pesos, equivalentes a un salario mínimo anual elevado al año. Un requisito indispensable es que la cédula del médico debe aparecer en el recibo de honorarios o no será deducible.

Punto básico

El mismo artículo destaca que para poder hacer deducibles los gastos médicos, los profesionales que realizan la consulta o dan el tratamiento deben poner su cédula en el recibo de honorarios, independientemente de la receta. Si no es así, no lo podrán deducir.

Cuando vayan al médico particular, independientemente de que tengan o no seguridad social, que no se les olvide pedirle su recibo de honorarios , recordó Hernández Ruiz.

Los especialistas recomendaron aprovechar estos instrumentos. Tal vez no lo hacen por desconocimiento, pero hay que aprovecharlo.

LO QUE CASI NADIE VE

¿Y LOS LENTES, APÁ?

Una de las cosas que casi nadie deduce son los lentes. Una gran parte de la gente desconoce que son deducibles hasta por 2,500 pesos por ejercicio fiscal. Si se cambian al año entrante se vuelven a deducir.

Uno de los requisitos es que dentro de la orden de compra del médico vengan las características específicas del tipo de lente , expresó Héctor Hernández Ruiz, director general de AR Consultores.

La empresa Servicio Integral, Contable y Fiscal recomendó que una vez que un contribuyente se decidió a comprar unos lentes, después de que el médico le dio las especificaciones y el laboratorio se los hizo, en la factura tiene que pedir que pongan las características específicas que pidió el médico, además de que debe venir la cédula profesional del especialista que dio la receta específica.

Además, cualquier padecimiento relacionado con la vista es deducible, incluida la vista cansada, siempre y cuando lo pida el especialista.

QUÉ Y QUIÉN PUEDE DEDUCIR

Entre los servicios que se pueden deducir se encuentran:

1. Gastos realizados en un hospital.

2. Gastos de enfermeras.

3. Prótesis.

4. Sueros.

5. Habitación.

6. Oxígenos.

7. Medicamento, siempre y cuando se compre en el propio hospital.

8. Póliza de gastos médicos mayores.

Los contribuyentes que pueden obtener el beneficio son cuatro:

1. Asalariados.

2. Servicios profesionales.

3. Arrendador.

4. Actividad empresarial.

[email protected]