Construir un patrimonio tiene diferentes retos, pero también otorga satisfacción, y más cuando se trata de los hijos, por lo que siempre se buscarán las mejores alternativas que les garanticen un futuro sólido.

Dentro de estas alternativas no hay que dejar atrás su educación que, si bien se trata de un proyecto a largo plazo, lo mejor siempre será prever este factor en caso de que llegue a faltar o no pueda solventar sus gastos.

De acuerdo con las compañías, actualmente el costo promedio de un semestre en una universidad de prestiguio es de 80,000 de pesos.

La entidad también indica que sólo ocho de cada 100 jóvenes mexicanos concluyen una carrera universitaria, por lo que es fundamental considerar el ahorro para la educación como una prioridad.

Además, datos de Mexicana de Becas muestran que mientras la inflación general fue de 126% en los últimos 18 años, la inflación educativa fue de 195%, por lo que la mejor opción será planear con anticipación el futuro educativo de sus hijos.

No espere a que su hijo llegue a la edad en la que requiera de ingresos para solventar los gastos generados en su educación media superior o superior, ya que actualmente existen oportunidades de inversión para que construya un futuro sólido hacia los suyos.

Conozca el producto

Un seguro de educación le permitirá generar un ahorro garantizado para cubrir los gastos de estudios de sus hijos y no sólo eso, sino también asegurar dicho ahorro, ya que si fallece durante el plazo que eligió en el producto, su hijo recibirá el dinero en la fecha pactada dentro del contrato, dejando un patrimonio para que continúe con sus estudios.

Su operación es sencilla, pues el usuario contratante deberá pagar de manera mensual, trimestral, semestral o anual las primas correspondientes hasta que venza el plazo convenido.

Cuando su hijo cumpla la mayoría de edad, el plazo termina y recibirá el ahorro en un solo pago o en mensualidades, según haya convenido previamente con la aseguradora.

En este sentido, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros expuso que la mejor opción para contratar estos productos es cuando el hijo se encuentre en educación básica, ya que los beneficios serán mayores y sus finanzas no se verán perjudicadas.

“Una clave importante es contratarlo a temprana edad de los hijos, ya que entre más pequeños sean, mucho más económico será el seguro debido a los factores de riesgo que toman en cuenta las aseguradoras, así como el tiempo en que se esté pagando el mismo, pues recibirá la suma asegurada a largo plazo según lo estipulado con la aseguradora”, indicó.

A su vez, también recomienda consultar el Buró de Entidades Financieras para comparar precios, características, requisitos, beneficios y restricciones, y así elegir el que más le convenga.

Dentro de estos seguros, existe la posibilidad de que la indemnización se pueda recibir en un pago único o contratando un fideicomiso en administración que periódicamente se encargará del pago de colegiaturas y el costo de manutención de la institución donde acudirá su hijo.

Es importante que conozca que, además del plan de ahorro, la mayoría de estos seguros incluye otros beneficios, como el pago de la suma asegurada en caso de enfermedad terminal, fallecimiento o invalidez de la persona que contrató el seguro, pero cada institución ofrece diferentes coberturas, por lo cual es recomendable contratar la que mejor esté a su medida.

No deje de comparar

Actualmente en México existe un abanico de opciones en las que podrá contratar este tipo de seguros, cada uno con características que los hace diferentes uno de otro, pero con el mismo objetivo.

Entre éstos se encuentra Axa con Vida Académico; MetLife con EduLife; GNP con Profesional; Seguros Atlas y Monterrey New York Life con con Previ Beca y SeguBeca, respectivamente.

BBVA México también cuenta con un seguro educativo llamado Seguro Meta Educación, donde además tiene la oportunidad de ahorrar en dólares.