Su salud, la de su familia, su casa y el auto son de las cosas más importantes que tiene toda persona. No es cosa fácil decidir cómo proteger el patrimonio y, en caso de hacerlo, hay que elegir a la persona adecuada, por lo que es necesario decidirse por el mejor asesor de seguros.

Un asesor de seguros es una persona registrada ante la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF), cuenta con las calificaciones necesarias para poder llevar a cabo su trabajo y asesorar a la gente de la mejor forma posible al momento de adquirir un seguro de cédula A, es decir, los individuales.

Un especialista en el tema puede llegar a ser su confidente, porque en sus manos va a poner el patrimonio que en tantos años ha formado. Si cambia de empresa, la confianza que le tiene y el servicio que le ha otorgado hará que lo siga al lugar al que llegue.

Su responsabilidad es presentarle alternativas al cliente que mejor se adecuan a sus posibilidades dentro de la gama de seguros que existen , comentó Aarón Constantiner, director general de MT-Sácamo, empresa especializada en asesores en seguros.

Su trabajo es mostrar el abanico de servicios a un cliente: desde el primer contacto hasta la venta del servicio y el trabajo realizado con el cliente durante el tiempo en que se contrata el seguro, incluida la atención en caso de algún siniestro , añadió Mauricio Valdés, supervisor de Islas y Morales, asesores en seguros y finanzas.

Una vez que el asesor lo convenció de adquirir un seguro, el precio del servicio incluye los honorarios del especialista.

Sin embargo, cuando son cuestiones de administración de riesgo, sí puede darse un costo por todo el análisis de riesgo que se hace. En los demás casos, el pago lo realiza la empresa , dijo Constantiner.

La CNSF tiene registrados a cerca de 30,000 asesores capacitados para brindar algún tipo de asesoría.

¿QUÉ PEDIRLE AL ASESOR?

La ley de agentes de seguros exige tener nivel preparatoria para poder ejercer la profesión. Expertos comentaron que mientras más preparación tengan es mejor para el cliente, debido a la exigencia en áreas como seguros en finanzas.

No hay nada mejor que la experiencia y la oferta de productos que le proponga cualquier asesor.

Lo primero que se platica con el especialista es el alcance del seguro, sus beneficios, las coberturas. A partir de ahí, se manejan las exclusiones, su alcance real y la cotización.

Para las personas físicas, lo recomendable es tener un especialista con cédula A, ideal para asegurar en el ramo de automóviles, casahabitación, seguro de vida, gastos médicos y seguros de embarcación, como veleros , agregó Valdés.

El problema más recurrente es que no le explican adecuadamente al cliente sus coberturas, por lo que la expectativa a la hora de usar el seguro es diferente a lo que van a recibir.

INDEPENDIENTES O CON ASEGURADORA

Los especialistas coincidieron en que hay dos formas básicas de trabajar: ser parte de una aseguradora o hacerlo de forma independiente.

En el primer caso, las empresas tienen a sus vendedores, quienes trabajan a nombre de una institución y se responsabilizan por todas las situaciones que puedan surgir.

La otra es de forma independiente. Como ya tienen la cédula de la CNSF, salen a ofrecer los productos en libertad con diferentes aseguradoras. Puede tener diferentes alternativas en cuanto a ofertas y precios , argumentó Constantiner.

SEGUROS CON CÉDULA A (PERSONALES)

Se incluyen en esta clasificación los seguros que puede obtener cualquier individuo:

  • Automóviles.
  • Casa habitación.
  • Seguro de vida.
  • Gastos médicos.
  • Embarcación como veleros.

[email protected]