Antes de intentar vencer todos los pronósticos, asegúrate de que sobrevivirías si los pronósticos te vencen a ti .

Larry Kersten

Whitney Tilson, quien es fundador de la empresa de inversiones T2 Partners LLC y Tilson Mutual Funds, publicó un ensayo en el que ejemplifica uno de los sesgos de decisión frecuentemente presentes en los especialistas, particularmente en los financieros. Éste es el sesgo de sobreconfianza .

En cuestionarios aplicados durante conferencias o aplicados a alumnos de Harvard, recabó la siguiente información:

De los propietarios de nuevos negocios, 81% piensa que su negocio tiene 70% de posibilidades de éxito, pero al mismo tiempo 60% cree que otros negocios como el suyo van a fracasar. Todos creen que ellos y no los demás serán exitosos.

Cuando se les preguntó a los estudiantes que estaban por graduarse cuántos días les llevaría hacer su tesis en un escenario bueno, uno medio y uno malo, la respuesta promedio fue 27, 33 y 48 días. Sin embargo, la realidad es que el promedio fue de 55 días.

Se le preguntó durante una reunión a un grupo de manejadores de fondos de inversión, analistas financieros y ejecutivos de negocios, cuánto dinero estimaban que tendrían al momento de su retiro y cuánto estimaban que en promedio tendrían el resto de los asistentes a la reunión.La respuesta fue 5 y 2.6 millones. De acuerdo con estudios similares, la relación de dos a uno es generalizada. Estos especialistas tienden a pensar que les va a ir dos veces mejor que a todos los demás… los cuales piensan exactamente lo mismo respecto de sí mismos.

Entre más alto nivel de especialización, mayor el nivel de sobreconfianza que se tiene en las propias capacidades y en el impacto favorable de éstas en el futuro. Es razonable y adecuado reconocer la capacidad propia, pero tratándose de decisiones cuyo resultado implique un riesgo relevante, es necesario atemperar el optimismo exagerado que haga equivocada nuestra estimación de los resultados probables. Es necesario tener un escenario crítico y realista de hacia dónde vamos encaminados y cuál es el futuro probable que nos espera.

¿Cómo enfrentar la sobreconfianza sin afectar la autoestima?

Como en todos los sesgos de decisión, evitarlo no es fácil porque es inherente a la mente y conducta humanas. Pero podemos crearnos ejercicios que compensen parcialmente el sesgo.

1. Si al planear una decisión o decisiones financieras tiene que construir escenarios probables o supuestos, establezca un escenario negativo y uno conservador; al escenario negativo castíguelo en 10 o 15% y ése será su nuevo escenario conservador. Puede sonarle drástico, pero será preferible que espere lo mejor y se prepare para lo peor.

2. Haga un análisis de todos los factores que usted controla 100% en una decisión y su ejecución, los que usted puede enfrentar directamente con su talento y capacidad. Después haga una lista de los factores que no controla. Ese ejercicio le ayudará a ser más preciso en determinar la importancia de planear adecuadamente lo que sí controla, a reconocer lo que queda fuera de su control y a ponderar realistamente qué puede enfrentar del exterior.

Con ello podrá estar mejor preparado para los retos que vengan, reconociendo sus capacidades. (Hace unos días fue el aniversario luctuoso de Javier Beristain Iturbide: académico, funcionario y financiero; formador de profesionales y personas. Mi agradecimiento siempre a quien me ayudó a ser quien hoy soy profesionalmente).

*El autor es politólogo, mercadólogo y especialista en Economía Conductual. Es Director General de Mexicana de Becas, Fondo de Ahorro Educativo.