Nunca se miente tanto como antes de las elecciones, durante la guerra y después de la cacería ,

Otto Von Bismarck.

Más de 40 elecciones en el mundo. El contexto político local, enmarcado por las elecciones presidenciales del 1 de julio, captará nuevamente gran parte de nuestra atención en el 2012, pudiendo influir una vez más y de manera natural en el comportamiento de los mercados financieros.

Otros comicios importantes para nosotros debido a los lazos comerciales y económicos son los de Estados Unidos en el mes de noviembre, cuando el presidente Barack Obama buscará su reelección. Sin embargo, hemos identificado más de 40 procesos electorales en el mundo durante el próximo año; por lo menos 17 de ellos corresponderán a elecciones presidenciales (Rusia, Francia, India, México, EU, Venezuela, Corea del Sur). Sin duda, se trata de un año especialmente activo en política.

La Organización de las Naciones Unidas se integra por 191 países, reconoce 198 e indica que pueden existir hasta 226 (incluyendo países no reconocidos).

GASTO ECONÓMICO ASOCIADO, POTENCIALMENTE POSITIVO

Al igual que en nuestro país, un proceso electoral se acompaña de intensas campañas y acciones estratégicas.

Sobra decir que un mayor gasto en la economía resulta tradicional en la búsqueda de votos. El componente económico es la variable que más mueve los votos de los electores en todo el mundo.

Dada esta condición muy particular de año electoral mundial, podría esperarse cierta reactivación económica global (especialmente en los países con dichos procesos) de potencial beneficio para los mercados accionarios.

EN BOLSA NO HAY COINCIDENCIAS

Para fortalecer la tesis anterior conviene recordar que en EU desde 1883 y hasta el 2004 (171 años), en las 43 elecciones presidenciales que hubo, las bolsas subieron en 73% de los años previos a la elección así como en 67% de los años de la elección. En el 2008 (elección de Obama), el índice Standard and Poor’s bajó 38.49% al enfrentar el contexto de crisis global que iniciara en el 2007 y que seguramente todos recordamos.

Las coincidencias no existen. Son años en donde la economía se recupera por un mayor gasto relacionado con las campañas de reelección presidencial y la necesidad de hacer o aparentar una mejora económica. No obstante, en México la correlación de la Bolsa con años electorales parece menos clara: desde 1982, en cinco procesos electorales, tres años fueron de minusvalía y dos de avance.

*El autor es Director General Adjunto de Análisis y Estrategia de Ixe Grupo Financiero.