( Primera parte de seis)

Introducción

Para poder lograr cualquier objetivo en la vida, tenemos que planear y trabajar muy duro. Por ejemplo: si una persona quiere ser el mejor deportista y lograr medallas olímpicas, debe entrenar varias horas al día y cuidar su alimentación con mucha disciplina.

Lo mismo en cualquier profesión: el mejor médico debe estudiar durante toda su vida y actualizarse constantemente, y además procurar cultivar otros talentos como las relaciones humanas y la empatía, entre muchos otros.

De esta misma manera, para alcanzar cualquier meta financiera que nos propongamos es necesario trabajar, ahorrar, invertir y proteger adecuadamente los recursos que ganamos.

Un elemento clave para lograrlo, sin duda alguna, es la planeación financiera personal. Ningún arquitecto podría construir un edificio sin tener los planos. Ninguna empresa tiene viabilidad si no tiene una planeación: objetivos claros y control de sus recursos. Ninguna persona se aventuraría en una balsa por el mar sin tener por lo menos definido su destino y el rumbo que tomará para llegar a él. De otra manera, no tendría sentido.

Sin embargo, a pesar de que es clara la importancia de hacerlo, muy pocas personas están preparadas para alcanzar sus metas. Es más: me he dado cuenta de que mucha gente ni siquiera tiene claras sus prioridades en la vida. Así, es muy difícil tener éxito en todos los aspectos.

Por eso he decidido escribir esta serie de colaboraciones acerca de cómo planear nuestras finanzas personales, porque todas las personas, desde las que empiezan a trabajar hasta aquéllas que ya están en el retiro, tienen sueños que se traducen en metas financieras.

¿Qué es un plan financiero?

Como cualquier plan, es simplemente un camino para llegar desde un punto A hacia un punto B. Existen muchas maneras de ir de un lugar a otro, por lo cual el reto consiste en buscar la mejor manera, la más eficiente para cada persona.

En efecto, las finanzas personales son eso: personales. Todos somos diferentes, y tenemos pensamientos y sentimientos distintos. No reaccionamos de la misma manera ante las diversas situaciones que enfrentamos. Por ejemplo: hay personas que tienen muy baja tolerancia al riesgo y otros que son más aventureras. Éstos últimos prefieren ir por un camino más corto aunque tenga subidas y bajadas, el cual no sería adecuado para los primeros, que optarán por la ruta más larga, pero también mucho más estable.

¿Qué contiene un plan financiero?

Podemos ver formas distintas, pero por lo general cualquier plan financiero debe constar, por lo menos, de las siguientes partes, de las cuales iremos hablando a lo largo de esta serie de colaboraciones:

  1. Análisis de tu situación financiera actual. En otras palabras, se trata de saber desde dónde partimos y en dónde estamos parados. ¿Cómo están tus finanzas personales hoy? ¿Estás listo o debes hacer preparativos antes de navegar?
  2. El establecimiento de tus metas financieras. Es decir, ¿a dónde quieres llegar? Las metas nos dicen hacia dónde debemos dirigirnos. Como comenté antes, mucha gente no tiene claras sus prioridades en la vida: tienen muchas metas como cambiar el coche o el celular, pero pierden de vista cosas más importantes. Debemos detenernos en este punto porque si establecemos metas incorrectas o no alineadas con lo que verdaderamente queremos lograr en la vida, todo lo que hagamos al final no tendrá mucho sentido.
  3. Crear tu plan de ahorro. Una vez que tus metas son claras, hay que ponerles número y ver cómo las financiamos. ¿Cuánto tenemos que ahorrar para alcanzarlas? ¿Cómo vamos a hacerlo?
  4. Invertir de manera eficiente. Siempre he dicho que el ahorro no es suficiente, hay que saber invertir para proteger nuestro ahorro de la inflación, pero también hacerlo crecer de manera exponencial. Obviamente, esto de acuerdo con nuestra tolerancia al riesgo, sin que nos quite el sueño.
  5. Proteger tu patrimonio. A mucha gente se le olvida, pero esto es fundamental. En el camino siempre nos encontraremos con algunas tormentas, porque en la vida las cosas pasan. Si no nos protegemos podremos desviarnos de rumbo o incluso naufragar.

Hablaremos de todo ello a partir de la siguiente entrega.

Te invito a visitar mi página: http://www.PlaneaTusFinanzas.com, el lugar para hablar y reflexionar sobre finanzas personales. Twitter: @planea_finanzas.