Hablar de finanzas con otras personas sigue siendo un tabú e incluso, es considerado de mala educación. En cuestiones de dinero, no todos se sienten cómodos al momento de compartir los detalles de su situación financiera por una variedad de razones.

Para muchos, involucrar la opinión de otras personas en temas que tienen que ver con el bolsillo es delicado y difícil, sin embargo, la pareja o la familia, no son los únicos con quiénes se puede dialogar sobre ello, también se puede considerar a los amigos al momento de pedir una opinión o consejo sobre nuestra situación financiera.

Tener una charla amena y abierta con nuestras amistades sobre finanzas puede ser de mucha ayuda no sólo para compartir ideas sobre un mejor manejo de éstas, también para reforzar los vínculos afectivos y sentirnos respaldados.

Mencionar cuestiones de dinero con los amigos pareciera ser complicado, muy pocas personas lo hacen y se acercan para pedir un consejo relacionado a cuestiones del bolsillo, es más fácil conversar con la familia o la pareja sobre dinero que con muestras amistades, aseguró Andrea Ávila, Brand Manager en la plataforma de servicios financieros Coru.com.

Para Ávila, dadas las condiciones actuales, hablar sobre la crisis financiera originada por la pandemia se ha vuelto más normal debido a la reducción de salarios o la pérdida de empleos.

“Es importante tener esa apertura y ser honestos sobre cuál es nuestra situación financiera, es cuestión de confiar en su capacidad de empatía, al final nos pueden dar una perspectiva diferente de algún problema”, puntualizó.

Que no sea un tema tabú

En cuestiones de dinero, primero debemos ser capaces de hablar del tema sin que ello genere una sensación de incomodidad o malestar: aunque no es sencillo, es necesario hablar con franqueza y 100% honestidad, principalmente cuando sabemos que alguien no la está pasando bien monetariamente.

Una manera de iniciar la conversación es compartir experiencias y referencias sobre los diferentes productos y servicios financieros; si bien no se trata de parecer comercial o representante de alguna marca, puede servir como una recomendación sincera para brindar una alternativa o solución, precisó Cristian Huertas, country manager de la fintech Bnext en México.

Estas recomendaciones pueden brindar claridad sobre el funcionamiento de algún seguro o tarjeta, o bien acercarlos para conocer más sobre ellos y el beneficio que se obtiene al usarlos. 

Para evitar incomodidades, Huertas aconsejó que lo mejor es no hablar de montos o cantidades específicas, sino enfocarse a los resultados o problemas que se tienen en la cartera. 

“La primera manera para derribar esas barreras es contar y compartir experiencias que se tienen con un producto, tanto las buenas como las malas, y lo que gira alrededor del buen uso o mal uso de los productos financieros. Esto además de empezar a involucrar este tema con los amigos, pueden ayudar en la toma de decisiones para nuestro beneficio o el de alguien más”, aseguró. 

Un beneficio más de dialogar acerca de dinero es que se puede aconsejar y darle otra perspectiva sobre los objetivos financieros que alguno tenga, incluso enriquecer las metas al ayudarle a introducir o considerar cuestiones como ahorro, presupuesto o inversiones.

Juntos en el ahorro

Para la ejecutiva de Coru.com, establecer metas y objetivos financieros entre amigos es una buena idea: además de mantenerlos motivados, puede reforzar los vínculos y lograr trabajar en equipo. 

Unas vacaciones, una ida a un restaurante o una salida a un bar pueden ser algunas ideas para inculcar este hábito en la dinámica de la amistad y que tenga un beneficio para todos. “Se debe contar con amigos que hagan segunda en estos planes y que puedan trabajar juntos y mantenerse motivados en grupo”, precisó Ávila. 

Las herramientas tecnológicas pueden ser sus aliadas para lograr estos propósitos en común. Pueden bajar una aplicación de cualquier entidad financiera para monitorear en tiempo real cuestiones de ahorro, esto les ayudará e impulsará a cumplir lo que se propongan.

Acudan con expertos

Por más confianza y cariño que se tenga, nuestras amistades no son expertos o eruditos en temas de finanzas, platicar sobre ahorro o inversión puede ser un primer acercamiento en el tema, pero si se tienen más dudas, lo aconsejable es acudir con un experto que los oriente sobre las finanzas individuales o en conjunto.

montserrat.galvan@eleconomista.mx