Si se usan estratégicamente estas herramientas, pueden ayudar a plantear escenarios con diferentes montos y plazos para llegar a las metas establecidas, de esta forma el usuario calculará cuanto tiempo puede tomar llegar a su objetivo si deposita menos o más capital a su cuenta de ahorro.

El ahorro es una de las piezas clave para gozar de una buena salud financiera, por eso se hace énfasis en la importancia de adquirir este hábito tanto para alcanzar metas y objetivos, como para estar prevenido en caso de una emergencia o imprevisto.

Al igual que otras herramientas que existen como calculadoras de tarjetas de crédito o de inversión que sirven para conocer más sobre estos productos, también existen simuladores de ahorro que ayudan a los usuarios a calcular la cantidad de dinero que obtendrán de acuerdo con el monto que deseen apartar y el plazo para hacerlo.

Usar estos simuladores puede ser de gran ayuda para los ahorradores pues les permite hacer una estimación de los ahorros que pueden conseguir, pero como cualquier otra herramienta se deben considerar las tasas y rendimientos a obtener al depositar su capital en algún producto en particular.

Estas herramientas son un instrumento muy útil para cualquier persona, ya que al mostrar cifras aproximadas de su ahorro final pueden ser el factor de motivación para animarse a hacerlo, afirmó Gabriela Aguirre Curcó, Chief Financial Coach de la plataforma financiera Coru.

“El ahorro o inversión en ocasiones es difícil de hacerse tangible, herramientas digitales de este tipo benefician dando esta proyección y claridad para comparar en diferentes instrumentos financieros y tomar mejores decisiones”, aseguró.

Números a futuro

Actualmente, Condusef y BBVA son las entidades que brindan a la población este tipo de simuladores digitales de manera gratuita e interactiva para que los usen en cualquier momento. 

De manera general, lo único que tiene que hacer el interesado es acceder a estas herramientas a través de la página web de estas entidades. Posteriormente, el simulador le solicitará que capture algunos datos como si cuenta con un ahorro inicial, la aportación estimada mensualmente y el tiempo de ahorro, al final le mostrará una cifra del ahorro obtenido al final. 

El simulador de Condusef muestra al usuario las instituciones con quienes obtiene mayores rendimientos y el porcentaje de la ganancia anual total obtenida en cada institución como pueden ser bancos o instrumentos de inversión como Cetes.

Por su parte, el de BBVA le presenta varios escenarios como ahorrar para un viaje, una fiesta, educación o cualquier otra meta personal; de igual forma al final del ejercicio le ofrece al ahorrador diferentes escenarios de tiempo si realiza su ahorro por seis y 12 meses más del tiempo que originalmente se planteó. 

Ponga lupa a estos aspectos

Como cualquier otra herramienta de cálculo es necesario considerar algunos aspectos como los rendimientos que ofrecen las instituciones financieras al depositar sus ahorros en dichas cuentas.

Para la ejecutiva de Coru, entre las variables que se deben revisar al usar estas calculadoras está el rendimiento que ofrecen y las tasas de interés.

Otro aspecto a tomar en cuenta es que estas calculadoras solamente son ejercicios para visualizar la cantidad de ahorro obtenido en determinado tiempo, por lo que una cosa es hacer el ejercicio y otra ejecutarlo; puede haber situaciones que afectan o interfieran con el ahorro proyectado en estas herramientas

“Estos simuladores solamente ayudan a visualizar para darse una idea. El usuario cuando lo hace proyecta que realizará le ejercicio mes tras mes pero  sin considerar que quizá no podrá depositar esa cantidad puntualmente, y entonces el resultado no será cómo lo había planeado”, advirtió.

Escenarios y situaciones

Si estas herramientas se usan estratégicamente, pueden ayudar a plantear escenarios con diferentes montos y plazos para llegar a las metas establecidas, de esta forma el usuario calculará cuanto tiempo puede tomar llegar a su objetivo si deposita menos o más capital en su instrumento de ahorro.

“Comparar diferentes escenarios brinda la oportunidad de que el usuario vea que si le inyecta más a su ahorro y que le puede ir mejor. En la medida en que haya más interés en ver qué le conviene y usar esas herramientas, va a tener otro panorama respecto al ahorro”, destacó Aguirre.

 montserrat.galvan@eleconomista.mx