El presupuesto proyectado para dos de los principales organismos reguladores y supervisores del sistema financiero mexicano tendría cambios marginales respecto a lo aprobado de manera inicial para este 2021; sin embargo, con los reajustes presupuestales que ha habido este año, se amplía la diferencia de los montos presupuestadas.

Dentro del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) del 2022 se contempla una partida presupuestaria para la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) de 1,529 millones de pesos, es decir, apenas una disminución de 1% en términos reales, respecto al monto aprobado de manera inicial para el 2021.

“Se consolidará el fortalecimiento de las labores sustantivas (de la CNBV) y se procurará la solidez y el desarrollo del sistema financiero mexicano, acorde con mejores prácticas internacionales”, se puede leer en el PPEF 2022 respecto a este organismo encargado de la supervisión de más de 5,000 entidades.

En el contexto de los reajustes presupuestales que ha realizado Hacienda en este 2021, a la CNBV se le incrementó su presupuesto aprobado de manera inicial 47%, a 2,189 millones de pesos, por lo que la cantidad proyectada en el PPEF 2022 sería 32.6% menor respecto al monto ajustado para esta dependencia.

Por su parte, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros  contaría para el próximo año con un presupuesto de 595 millones de pesos, es decir, un incremento de 1.8% en términos reales, respecto a lo aprobado para este año y el número de plazas aprobadas se mantendría en 666.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx