Por diversos factores, en el Estado de México el costo de cada voto en el proceso electoral para renovar la gubernatura se elevará a 60 dólares, afirmó el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) zona metropolitana, Marco Antonio Gutiérrez.

Puntualizó que esta cifra, la cual, afirmó el sector empresarial, es considerada como una grosería, un insulto para el pueblo , es el resultado de la desconfianza ciudadana hacia los partidos, los políticos y los procesos electorales.

Asimismo, se debe a la falta de rendición de cuentas y fiscalización de los gobiernos, pero sobre todo a la excesiva campaña de mercadotecnia que hacen los partidos, abundó el líder de la Coparmex zona metropolitana. Precisó que, de acuerdo con la lista nominal y presupuesto del Instituto Electoral del Estado de México, el voto debería costar 30 dólares; sin embargo, la estimación del abstencionismo es que será de 50% de los electores el 3 de julio.

Pero, continuó, sube aún más considerando el gasto de los candidatos en al menos 270,000 promocionales, eleva el costo de cada voto a 60 dólares. Puntualizó que lo más grave es que se gasta en mercadotecnia basada en ataques y pocas propuestas o beneficios para la ciudadanía.

Hizo un llamado a los partidos y candidatos a sumarse al trabajo que el sector empresarial realiza en busca del voto razonado para vencer el abstencionismo de los ciudadanos a través de un foro de debate propositivo, al margen de insultos y ataques, que con imparcialidad haga que la gente recobre la confianza en las instituciones y la democracia.