Ganarse unos pesos extra nunca esta de más, sobre todo en un contexto económico tan complejo como el que actualmente se vive.

Durante estos tiempos de crisis, hay personas que necesitan encontrar nuevas formas de ganar más dinero, ya sea porque requieren una fuente adicional de ingresos o porque se quedaron sin trabajo.

Aunque existen distintas oportunidades y posibilidades para ingresar más recursos a su bolsillo, debe estudiar cuál es la que mejor se adapta a sus necesidades y tiempos, no sólo financieros sino también personales.

Sergio San Sebastián, especialista en finanzas personales, recomendó que previo que antes de iniciar la búsqueda de otra alternativa para obtener dinero adicional, debe analizar sus habilidades y fortalezas, lo que permitirá conocer las áreas de oportunidad en las que pueda desarrollarnos mejor.

Por ejemplo, si tiene como habilidad pintar o ser bueno en matemáticas, puede impartir clases de ambas asignaturas de manera virtual.

“Cuando uno conoce sus habilidades y fortalezas puede empezar a generar un ingreso extra en un área en donde es bueno y tiene las habilidades para lograrlo”, aseguró.

Si una persona cuenta con un empleo pero desea obtener recursos adicionales, el experto recomendó cuidar la principal fuente de ingresos, administrar y organizar sus tiempos libres, de ello dependerá las horas que invierta para obtener recursos extra, así como ser disciplinados y constantes con los horarios que establezca.

“Debemos ser muy disciplinados en el manejo de nuestro tiempo, si hacemos algo de manera constante, aunque sea por un tiempo mínimo, poco a poco iremos dando resultados. Se debe tener la disciplina para saber si se le puede dedicar una hora al día y en la medida en que podamos administrar mejor nuestro tiempo quizás podrá dedicarle un poco más de tiempo a esta otra nueva actividad”, precisó.

El especialista en finanzas personales indicó que el ingreso complementario tiene varios beneficios como el tener un dinero extra que antes no tenía contemplado, una oportunidad para forjar un camino hacia la libertad financiera o bien, un fondo de emergencia para diversas situaciones en caso de perder su empleo, e incluso, puede convertirse en su principal fuente de ingresos y empezar a ser emprendedor.

“El tema del ingreso extra debe cumplir dos finalidades, por un lado brindar más recursos económicos y por el otro fortalecer la posición laboral de una actividad que pudiera hacer durante mucho tiempo en el futuro”, explicó.

Sin embargo, precisó, que si ese ingreso extra, genera muy poco dinero o se le invierte demasiado tiempo, entonces se debe considerar si es una buena idea o si vale la pena. También debe analizar si su empleo lo permite, porque de lo contrario, podría quitarle tiempo y no redituarle.

Capacitarse, una buena alternativa

Tomar cursos de capacitación sobre algún tema o simplemente para actualizarse podría ser una buena idea, ya que renovar sus conocimientos sobre aquellos rubros o temas que sean de su interés podría ser redituable a futuro.

Esta capacitación, dijo, no necesariamente tiene que estar relacionada con tomar clases, también puede ser a través de la lectura o de tutoriales por medio de YouTube, e incluso destacó las diversas plataformas que existen actualmente para toma r cursos y que muchas de ellas son gratuitas.

“Muchos de estos cursos son gratis, están en línea y en ocasiones solamente se debe pagar si se requiere una certificación, pero hay muchas más oportunidades para tomar cursos nada caros”, puntualizó.

Antes de tomar este tipo de talleres, se debe tener claridad en el objetivo de por qué quiere tomarlo y cómo puede redituarle financiera o profesionalmente a futuro.

¿Qué hacer con ese dinero extra?

Una vez obtenido ese ingreso adicional, el especialista señaló que cada persona debe analizar en qué desea canalizarlo,  de acuerdo con su situación financiera.

Por ejemplo, aquellas familias que tengan algunas deudas en tarjetas de crédito, lo mejor es utilizar esos recursos en liquidar esos pasivos.

“Tratar de eliminar cualquier deuda que tengamos y una vez que esté cubierta, ese dinero extra, lo mejor es ahorrarlo y generar un fondo de ahorro”, aseveró.

En cambio, si una persona genera ingresos extra pero no está endeudado, lo mejor es que destine esos recursos adicionales a un fondo de ahorro para después poder invertirlo en algún instrumento que le permita obtener más rendimientos.

[email protected]