Uno de los retos más importantes para hacer rendir el dinero en quincenas largas es el autocontrol, es decir, ser capaz de controlar los impulsos de comprar un producto o servicio cuando el pago de la quincena se adelantó por cruzarse un fin de semana que aparte coincide con que el mes tiene 31 días, afirmaron expertos de Banco Base.

En su portal de Internet, el banco indicó que, entre las medidas que se pueden poner en práctica para tener un control del uso del dinero en quincenas largas y que servirán para cuidar mejor de sus finanzas están ahorrar, priorizar gastos, apartar dinero para pagos, eliminar los gastos hormiga y evitar el uso de la tarjeta de crédito.

Señaló que es importante priorizar los gastos de primera necesidad, como recibos de servicios; pagos que no pueden postergarse como la renta, hipoteca, luz, agua, gas, teléfono, además de apartar el dinero que se requiere para hacer pagos, ya sea en sobres etiquetados o dejando el dinero en la cuenta, con la idea de que no se puede usar.

“Si no es capaz de controlar su impulso de comprar, es mejor que deje las tarjetas en casa y lleve sólo el dinero necesario. Esto lo detendrá de comprar ciertos lujos o gastos innecesarios que lo pondrán en aprietos cuando toque pagar su plástico”, puntualizó.

La institución financiera precisó que si se cocina en casa se gasta menos en restaurantes. En caso de ir al supermercado, debe llevar una lista y comprar sólo lo que se necesita; elimine los gastos hormiga, como cafés, snacks, bebidas y otros.

También es importante presupuestar el entretenimiento y no excederse en gastos los fines de semana, además de evitar utilizar la tarjeta de crédito, a menos de que se trate de una emergencia.

“De esta forma, verá que poco a poco comienza a hacer crecer su cuenta para emergencias”, detalló en un artículo publicado en su blog.

La institución destacó que administrar el sueldo no debe ser una misión imposible, pues, al poner en práctica dichas medidas, ayudarán a regular el uso del dinero en esas quincenas largas.

Explicó que, si le sobró algo de dinero de la quincena, lo recomendable no es gastarlo, sino ahorrarlo o invertirlo.