Querétaro, Qro. La venta de vehículos ligeros en el estado aún no retoma el nivel prepandemia e incluso no supera al 2020, situación que aún podría agravarse ante riesgos latentes para el sector.

La iniciativa federal para regularizar autos usados de procedencia extranjera, así como la persistencia de los efectos de la pandemia y el déficit de semiconductores que limita la fabricación automotriz son factores que presionan aún más la comercialización de unidades, expuso la presidenta de la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotores (AMDA), capítulo Querétaro, Laura Rodríguez Miranda.

“Estamos muy preocupados, nosotros somos un sector organizado que paga impuestos, generamos empleo (...) el hecho de que el presidente (Andrés Manuel López Obrador) abra la frontera nos ocasiona varios problemas, porque si ya traemos problemas a través de la pandemia, disminuyeron nuestras ventas, luego tenemos problemas de abastecimiento porque también tenemos problemas con los semiconductores”, explicó.

Este contexto, dijo, impacta directamente a las 78 distribuidoras de automóviles que agremia la AMDA en el estado, y que en conjunto generan 8,000 empleos directos; agregó que se mermaría la productividad de las agencias y su capacidad para seguir operando.  

De enero a agosto la AMDA reporta 1,777 vehículos comercializados en el estado, cifra que significa un descenso anual de 4.1% en comparación con el 2020.

“En agosto tuvimos un decremento de 4.2%, entonces sí estamos preocupados, nos gustaría que el presidente nos permita tener un acercamiento y conociera nuestra parte, de esta organización donde se agrupan 2,200 distribuidores de autos en todo el país”, destacó la presenta de AMDA.

Con la iniciativa de legalización, expuso, se depreciará hasta 20% las unidades seminuevas del mismo año y modelo, pues visualizan que haya una sobreoferta, debido a que el propietario al ver que su unidad usada cuesta menos optará por posponer su venta o retardar su renovación, afectando aún más la cadena de comercialización de cambio, de usado a seminuevo o de seminuevo por uno nuevo.

Durante julio y agosto la importación legal de vehículos usados aumentó 69.8 y 84.9%, es decir, implicó 5, 655 y 6,493 unidades adicionales, en los respectivos meses. 

estados@eleconomista.mx