Querétaro, Qro. El Bajío representa a una de las regiones del país con mayor demanda de servicios de energía eléctrica, lo que aumenta la necesidad de crear infraestructura que permita fortalecer las capacidades de suministro.

El presidente de la Unión Nacional de Constructores Electromecánicos (UNCE), Roberto Carlos Figueroa, destacó que los estados del Bajío conforman una región altamente dinámica, generada por el desarrollo industrial.

Expuso que la zona enfrenta rezagos en el suministro de energía eléctrica y baja disponibilidad de las redes públicas.

“Es una región extremadamente dinámica, sobre todo por el gran funcionamiento de la industria automotriz y la construcción de todas las plantas alrededor, es una zona que sigue creciendo en empresas, en demanda y que adicionalmente enfrenta un problema, que es la falta de energía y disponibilidad en las redes públicas”, pronunció.

Por tanto, manifestó la necesidad de construir nuevas centrales de generación de energía, que den soporte a la demanda que presenta la región.

“Es una zona donde cada vez hace más falta construir centrales de generación”, explicó.

El corredor industrial, principalmente automotriz, que caracteriza a los estados del Bajío la hacen la región que tiene una mayor demanda de infraestructura eléctrica, informó el especialista.

Además del Bajío, la región de la península de Yucatán y Los Cabos son áreas del país que también presentan déficit en el suministro de energía.

“En la región de Los Cabos sigue el desarrollo de las zonas hoteleras, pero sigue la falta de energía. Tenemos a empresas listas para poder apoyar allá”, sostuvo.

Inversión privada

La alta necesidad de suministro demanda que la Iniciativa Privada apueste por el desarrollo de proyectos de generación de energía, aunado a que se trata de proyectos de inversión a largo plazo, ya que la edificación de una nueva central podría tardar hasta dos años.

En diciembre del 2019, el presidente Andrés Manuel López Obrador comunicó, durante una visita a la central de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en El Sauz, Pedro Escobedo, que la construcción de una nueva central de ciclo combinado en Querétaro implicaría un costo de 800 millones de dólares y duplicaría la capacidad de generación que actualmente se tiene en la central de Pedro Escobedo.

En esa fecha, el proyecto de la nueva central no fue descartado, pero todavía no se confirma su realización, ante el alto costo que representaría ejecutarlo.

Actualmente, la central de El Sauz se conforma de cinco unidades generadoras de energía, tres de gas natural y dos de vapor; suministra principalmente a Querétaro, Hidalgo y Guanajuato.

En total, la central cuenta con una capacidad de 591 megawatts, que se entregan a la región occidental, por medio de las cinco unidades que funcionan a 100 por ciento.

De acuerdo con el Comité Ejecutivo Nacional, del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana, en el 2015, el consumo de energía sumó 22,439.5 mega watts en el Bajío, reportando un incremento de 7.2%, en relación con el consumo de 24,059.1 megawatts de diciembre del 2019.

estados@eleconomista.mx