El 15 de diciembre es el plazo que ha fijado la Secretaría de Turismo (Sectur) para la convocatoria 2014 de los aspirantes a ser Pueblos Mágicos. En Querétaro se cuenta con tres prospectos para ostentar esta marca.

En septiembre pasado, la Sectur emitió los nuevos lineamientos para la incorporación y permanencia de destinos en este programa. Las disposiciones se respaldan en la sustentabilidad, la competitividad, Tecnologías de la Información y transversalidad.

La incorporación

Los prospectos para incorporarse al Programa de Pueblos Mágicos son Amealco de Bonfil, Colón y San Joaquín.

Al sur del estado, Amealco es uno de los municipios más representativos de la cultura indígena en Querétaro. La generación de artesanías hechas por manos indígenas otomíes, es parte de sus atractivos, junto con sitios campiranos. El Cerro de los Gallos se distingue como uno de sus atractivos, así como zonas verdes para acampar.

En el semidesierto sobresale Colón, considerando entre sus atractivos turísticos la Basílica de Soriano, así como la presa de La Soledad, el Cañón de los Pilones y el rancho La Hondonada, además de ser uno de los municipios que conforma la ruta del queso y el vino.

En la Sierra, San Joaquín se distingue por la zona arqueológica Ranas: un mirador a la altura de 2,400 metros sobre el nivel del mar. También cuenta con el campamento ecoturístico Aventura Park y Campo Alegre, y con la Gruta de Los Herrera, de acuerdo con información de la Sectur estatal.

Las localidades deberán acreditar un área administrativa de turismo local; presentar un inventario de recursos y atractivos; información referente a condiciones de conectividad y cercanía con zonas urbanas, así como presentar un programa de desarrollo turístico municipal.

La permanencia

En Querétaro son cuatro los destinos que buscarán su permanencia: Bernal (nombrado en el 2006), Jalpan de Serra (2010), Cadereyta de Montes (2011) y Tequisquiapan (2012).

Para mantener la marca se valorará el desempeño del desarrollo turístico económico del lugar.