Las alianzas regionales se visualizan como detonante de desarrollo económico y social, aunque sólo el Bajío se ha consolidado como un polo de atracción de inversiones.

En un futuro cercano, la próxima región que buscará conformar un bloque productivo será el sur-sureste, particularmente la península de Yucatán.

Autoridades estatales y la Iniciativa Privada coinciden en que el proyecto federal del Tren Maya ayudará a que se fortalezca la alianza regional entre Yucatán, Campeche y Quintana Roo, lo que provocará que a largo plazo lleguen más capitales.

El Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, de la administración federal encabezada por Andrés Manuel López Obrador, considera tres proyectos regionales: Tren Maya, Istmo de Tehuantepec y el Programa Zona Libre de la Frontera Norte.

El Tren Maya es considerado el proyecto de infraestructura, desarrollo socioeconómico y turismo más importante del presente sexenio; tendrá un recorrido de 1,525 kilómetros y pasará por los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

La mayor parte de su ruta pasará por derechos de vía ya existentes, como vías férreas, carreteras y tendidos eléctricos, tendrá 15 estaciones y requerirá de entre 120,000 y 150,000 millones de pesos.

Además, se realizarán al menos nueve licitaciones para el proyecto; una por cada uno de los siete tramos ferroviarios y dos más para material rodante de pasajeros y de carga.

Durante la presentación de la Semana de Yucatán en la Ciudad de México, el gobernador de la entidad, Mauricio Vila Dosal, explicó que el Tren Maya traerá grandes beneficios y ayudará a que se consolide una alianza regional.

“La realidad es que seguramente tendremos mayores beneficios, no solamente en materia de traslado (...) Ya desde ahora Yucatán, Campeche y Quintana Roo estamos apostando por una estrategia regional, pero con el Tren Maya esto se consolida”, aseguró.

El mandatario estatal indicó que antes del anuncio de la desaparición del Consejo de Promoción Turística de México, en diciembre del 2018, las entidades de la península de Yucatán apostaron por una alianza regional, cuyo fin es la promoción de los atractivos turísticos de la región.

Por su parte, José Manuel López Campos, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur), aseguró que el Tren Maya permite una integración entre estados, que dará lugar a que se desarrollen varias actividades económicas.

“Tenemos que ver al proyecto de Tren Maya como un programa de reordenamiento territorial. A los estados por donde pase la ruta se les va a permitir crear clústeres logísticos que fortalezcan la producción local y el consumo interno para así sustituir importaciones”, aseguró.

Señaló que esta integración de las entidades como región, más el proyecto del Tren Maya, son factores que resultan atractivos para los inversionistas extranjeros, “incluso integrantes de otras cámaras de comercio extranjeras se han comunicado y solicitado información para poder invertir”.

Con esta nueva dinámica económica en la península de Yucatán, ahondó, se benefician los sectores enfocados a comestibles, turismo y servicios, además de que se genera otro tipo de mercados.

“Otra afortunada coincidencia y situación que se suma al proyecto del Tren Maya y a la alianza regional es el Tianguis Turístico 2020 en Mérida. Cuando ocurra este evento ya se habrá iniciado la construcción del Tren Maya, y los inversionistas podrán ver el desarrollo”, puntualizó el presidente de la Concanaco Servytur.

“No hay duda de que la llegada de este proyecto ayudará en la promoción turística, y por ende, llegarán más capitales”, agregó.

En cifras

La actividad económica de la península de Yucatán, integrada por Campeche, Yucatán y Quintana Roo, creció 2.6% a tasa anual en el 2018, el mejor resultado en los últimos seis años; esta región representa 6.1% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Como promedio de las variaciones anuales en el periodo 2013-2018, la economía de Quintana Roo aumentó 4.8%, quedando en tercer lugar del país; Yucatán obtuvo una tasa de 3.2% (posición 13), mientras Campeche presentó una caída de 4.8% (el peor nivel nacional).

Experiencia

Recientemente Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, San Luis Potosí y Jalisco conformaron la Alianza Centro-Bajío, que surge como una propuesta de los gobernadores para crear estrategias regionales por medio de un corredor que aglomera diversas ramas productivas, cuyo objetivo es sumar capacidades para consolidar a esta zona como una plataforma de desarrollo económico.

En conjunto, la región reporta un crecimiento anual que ronda en 4.4%, por lo que se proyectó mantener estos niveles de avance.

[email protected]