Querétaro, Qro. El acuerdo preliminar que México y Estados Unidos han planteado respecto a las reglas de origen para la industria automotriz explotaría las potencialidades de la región Bajío como proveedora, de acuerdo con el director general de Toyota en Querétaro, Takaaki Kuga.

Sin embargo, indicó que la compañía analiza la forma en que se adaptaría a los cambios que implicará el acuerdo preliminar.

El directivo explicó que con los planes actuales de la firma, se logra cubrir 62.5% de contenido regional, aunque la disyuntiva será cuando el porcentaje de integración sea mayor.

Por tanto, dijo, la empresa nipona estudia las implicaciones de pasar a un contenido regional de 75%, como hasta ahora ha sido acordado preliminarmente entre México y Estados Unidos, en el marco de la renegociación de Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“Precisamente estamos revisando eso (la integración de la proveeduría), porque tenemos que ver cómo va el negocio de acuerdo con el Tratado de Libre Comercio, pero estamos viendo que cumplimos el porcentaje que nos va a dar la nueva regla, bueno, ya cumplimos 62.5%, pero si hay que hacer 70 o 75%, vemos cómo lo logramos, sería una tarea para nosotros”, pronunció.

Takaaki Kuga expuso que por ahora han finalizado la etapa de contratación de proveedores, no obstante, destacó las potencialidades de la región Bajío como proveedora de la industria automotriz.

“De hecho en esta zona, el Bajío, ya hay una industria automotriz importante, entonces eso sí ayuda mucho, para obviamente hacer negocio (...) Ya tenemos negociada (la proveeduría), ya estamos trabajando para la producción masiva y antes de eso tenemos que prepararnos”, acotó.

Indicó que la planta de Toyota en Guanajuato iniciará operaciones a finales del 2019. Inicialmente, la planta fue pensada para producir el modelo Corolla, pero la compañía trasladó su línea de producción de pickup Tacoma, que fabricaba en Baja California, y la sustituyó por el plan original de la planta guanajuatense.

En el nuevo centro de producción se ejerce una inversión de 700 millones de dólares y se prevé que cuente con una base productiva de 1,500 trabajadores.

La capacidad anual de producción será de 100,000 unidades, previendo arrancar con un menor volumen y paulatinamente llegar a la capacidad total de fabricación.

“Tuvimos un cambio de producto, tuvimos que tomar un tiempo para planear, pero en fin, ya teníamos para el 2019 el arranque, entonces, no cambió drásticamente en ese sentido (la fecha de inicio) (...)  A final del 2019 inicia, vamos a arrancar suave, no arrancamos a 100% de nuestra capacidad, pero vamos paso a paso para lograr nuestra capacidad de 100,000 unidades”, comentó Takaaki Kuga.

La instalación de Toyota en Guanajuato implicará la suma de nuevos habitantes, a través de los trabajadores que llegarán a sumarse a la base productiva de la planta, así como de las empresas proveedoras que se han instalado.

“Vamos a contratar más de 1,000 personas, pero también hay proveedurías que van a trabajar con nosotros, puede ser más gente. No son poca gente, va a ser importante y ojalá y no solamente se vea el efecto de nosotros, de nuestra planta, y que venga más para invertir y vivir en Querétaro”, acotó.

Instalarán escuela

En este contexto, el directivo anunció la instalación de una escuela japonesa en Querétaro, la cual iniciaría funciones en abril del próximo año.

Este centro educativo responderá a las necesidades de la comunidad japonesa en la región, especialmente la que habite en Querétaro. En el 2017, en la entidad se contabilizó a una comunidad nipona de 700 personas.

La escuela de enseñanza de japonés estará orientada principalmente a la educación de esta población; contará con planes de estudio para primaria y secundaria.

Además de estos proyectos, Takaaki Kuga adelantó que también para abril del 2019 se tiene planeado instalar una sucursal en Querétaro de la Cámara Japonesa de Comercio e Industria de México.

[email protected]