Querétaro, Qro. Después de las intensas lluvias del fin de semana, comercios del estado prevén 15% de pérdidas en materia de derrama económica en lo que resta de esta semana, debido al efecto de las inundaciones, a las previsiones que han tomado para cerrar sus establecimientos con antelación y a la inhibición del comercio.

El presidente de la Cámara Nacional del Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur), Fabián Camacho Arredondo, expuso que el fin de semana y al inicio de la actual semana, el impacto de las inundaciones, así como de la baja en ventas, implican una pérdida de hasta 25% en la derrama económica del sector comercio frente a periodos sin contingencia climática

“Se han presentado pérdidas en derrama económica al menos cercanas entre 20 y 25%, por el propio fenómeno meteorológico que ha retraído a los comerciantes a abrir en horarios donde no se pronostican lluvias y al mismo tiempo ha retraído el movimiento de la dinámica comercial. Esperamos que esta semana pinte mejor, sabemos que sigue estando latente el pronóstico de lluvias, pero reconocemos que todavía esta semana será de pérdidas económicas cercanas a 10 y 15% de al menos de aquí al viernes”, declaró.

Tras las lluvias e inundaciones de días atrás, la cámara reporta 60 negocios con afectaciones por el ingreso de agua, daños patrimoniales e incluso pérdida de inventario.

Entre los negocios afectados, sólo 10 podrían acceder al seguro de daños que brindan administraciones municipales, donde aplican este incentivo que está sujeto al pago oportuno del impuesto predial.

Fabián Camacho destacó que de manera general el sector comercio no tiene el hábito de contratar seguros contra contingencias, debido al costo que este les representa y a que no se percibe como una herramienta de prevención.

“Estamos dando seguimiento a diez negocios que con el cumplimiento del predial están generando el trámite necesario con la aseguradora en el municipio, para generar la cobertura que este seguro tiene en daños patrimoniales. También hoteles, infraestructura, vialidades hacia zonas damnificadas forman parte de los negocios afectados”, expuso.

En los destinos turísticos de Tequisquiapan y Bernal el proceso de recuperación de los negocios ha sido mayor, pues prácticamente 90% de los establecimientos afectados han regresado a actividades.

Delitos

En tanto, el robo a comercio es un reto latente que enfrenta el sector comercio, reconoció el dirigente de la cámara, ya que la mayor incidencia es por farderismo, pues cada semana se presentan de dos a tres delitos de este tipo. Los robos pueden oscilar entre 10,000 y 15,000 pesos en pérdidas, debido a que cuentan con esquemas planeados.

“El robo a comercio sí es un ejercicio que se sigue presentando como fenómeno, particularmente el farderismo, pero hemos identificado que es en zonas y en momento muy concretos y la mayoría de ellas son en tiendas de abarrotes, hemos detectado bandas que vienen de otras entidades, llegan y hacen una gira por así decirlo, en un día visitan de tres a cinco negocios y regresan a su lugar de origen, se tiene identificado esto, ya se tiene las demandas en estos casos”, declaró.

De enero a agosto del año en curso en el estado se han suscitado 1,448 robos a negocios en el estado, de los cuales 1,068 se perpetraron sin violencia y 380 con violencia, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

estados@eleconomista.mx