Autoridades de Ciudad Madero, Tamaulipas, planean una reubicación de mapaches de los alrededores de la playa de Miramar hacia una zona aún no confirmada para antes del periodo vacacional de Semana Santa, bajo el argumento de que los animales se han convertido en una plaga.

Los defensores de la especie alega que la reubicación podría convertirse en un pretexto del gobierno local para terminar con la vida de muchos animales de esta especie, luego que varios de ellos ya han sufrido maltrato o mutilaciones en sus cuerpos.

El gobierno local y los promotores de la reubicación pretextan que la playa de Miramar no es lugar idóneo para que sea habitado por mapaches, aunque todo el litoral del Golfo y hasta la península de Yucatán y la isla de Cozumel son habitados por estos animales.

Afirman también que los mapaches han herido a personas y para ello cuentan once casos de seres humanos afectados; el más reciente fue el caso de una niña. También se propone la esterilización de los miembros que ahora habitan en las inmediaciones de la playa.

Los promotores de los derechos de los animales han presentado en Change.org una carta de apoyo para conseguir un espacio digno en el que puedan vivir los mapaches, al tiempo que en Facebook exhiben fotografías que demuestran las afectaciones a los mapaches.

El tema ha escalado al Congreso. Ya la Cámara de Diputados examinó un punto de acuerdo para solucionar las diferencias surgidas entre defensores y gobierno.

La misma Cámara baja instó a la Procuraduría Federal Protección del Ambiente a diseñar planes que resuelvan el problema e informe a la población sobre sus acciones en el particular.

Es preocupante no solamente el hecho de que las autoridades han violentado todos los ordenamientos en la materia y no han protegido a la especie ni a su hábitat, sino que además han tenido que ser los particulares a través de rondines diarios por la zona quienes han tomado en sus manos la protección de una especie silvestre que cuenta con la protección de la ley y quienes en reiteradas ocasiones han presentado ante las autoridades competentes programas de manejo y protección para la especie, las cuales incluye su esterilización, con la finalidad de mantenerlos en su nuevo hábitat y evitar el crecimiento desproporcionado de la población , se lee una de las propuestas del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional.