Monterrey, NL. Con el programa de la zona libre en la frontera norte, los estados más beneficiados con el incremento del salario mínimo de 88.36 a 176.72 pesos será Tamaulipas, afirmó a El Economista Luis Alfredo Medina, coordinador de Investigación del Consejo Cívico de las Instituciones (CCI) Laguna.

De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, al tercer trimestre del 2018, Tamaulipas fue la entidad que registró más ocupados que ganan hasta un salario mínimo (15.5% del total).

Los resultados de los otros estados fronterizos fueron los siguientes: 9.2% de los ocupados en Sonora se ubicó en el nivel de ingresos de hasta un salario mínimo, 8.9% en Coahuila, 8.1% en Chihuahua, 7.4% en Nuevo León y 6.7% en Baja California.

“Es algo de llamar la atención cómo del lado noroeste al noreste la situación de los salarios es muy diferente. En Baja California la calidad de vida es más alta”, mencionó el especialista de CCI Laguna.

Puntualizó que un promedio de 26 a 27% de los ocupados de la zona norte de México gana hasta dos salarios mínimos, que sumado a la media de 8% que perciben hasta un salario mínimo, daría un máximo de 35% de la población ocupada en la frontera que gana hasta dos salarios mínimos.

Es decir, tres de cada 10 trabajadores de los estados fronterizos se verían beneficiados por la nueva política de salarios mínimos, expuso Luis Alfredo Medina.

Por sectores económicos la industria de transformación presenta salarios más altos que los servicios y las industrias extractivas detalló.

En ese sentido, José Luis Hotema de Santiago, presidente del Clúster Automotriz Laguna, comentó que tuvieron una reunión con proveedores de primer, segundo y tercer nivel (tier 1, 2 y 3) de Coahuila y Durango, en la que se concluyó que “toda la cadena de proveeduría del sector se vio beneficiada en su conjunto en 20% con el incremento del salario mínimo”.

Los proveedores tier 3 forman el segmento más favorecido con el aumento al salario mínimo, ya que esta alza sólo aplicó a los trabajadores que perciben dicho ingreso.

“La industria automotriz y de autopartes en México se ha caracterizado por contar con buenos sueldos, buscando el beneficio de sus colaboradores, y siempre va un paso adelante en temas laborales, con prestaciones como apoyo al transporte, bonos de productividad, etcétera”, enfatizó.

No obstante, recordó que el sector tiene que cumplir con el reto establecido en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, de alcanzar sueldos competitivos en un plazo de 5 años.

Aplicación en Reynosa

Por otro lado, la directora de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación en Reynosa, Martha Ramos, comentó a la prensa local que ya se está aplicando el salario mínimo de 176.72 pesos por día.

“Es obligatorio (el incremento de salario). Cada empresa lo ha estado evaluando, por ejemplo, empresas del sector automotriz, médico, electrónico (...) Sin embargo, esto genera un efecto colateral en proveeduría”, añadió la directiva.

Por ello, están analizando si los proveedores tendrían que verse forzados a pagar estos aumentos.

En tanto, en la ciudad de Matamoros, el sábado pasado estalló una huelga en 35 maquiladoras, debido a que los trabajadores exigen un aumento de 20% de su salario, más un bono mensual.

“A corto plazo, los empresarios quizá resientan ese golpe, porque merma sus utilidades. Sin embargo, las entidades del norte tienen una importante aportación al Producto Interno Bruto y eso va a permitir que ese incremento salarial se traduzca entre seis meses y un año en mayor consumo y en el mediano plazo los empresarios verán crecer sus utilidades”, opinó Luis Alfredo Medina.

[email protected]