Entre las personas que sufren algún tipo de depresión 15% llegan al suicidio, expresó la directora del Centro Estatal de Salud Mental (Cesam), Esther Cetina García.

La depresión se presenta en 17% de la población adulta, y es la situación más frecuente por la que las personas acuden a solicitar ayuda al Cesam. El detonante, explicó, es una situación de estrés.

La depresión se puede presentar hasta en 15 y 17% de la población adulta, y es más frecuente en las mujeres, en una proporción 2 a 1, a partir de la pubertad. Es una enfermedad que genera pérdidas cuya complicación más grave es el suicidio , sostuvo.

Expuso que es importante realizar la detección temprana de este mal para evitar que derive en trastornos crónicos.

A lo largo del año pasado, dio a conocer Esther García, se atendieron a un total de 4,300 personas con diagnóstico de depresión.

El Cesam tiene 15,000 expedientes de pacientes que requieren un seguimiento por trastornos de ansiedad y depresión.

De acuerdo con la encargada del centro, 75% de los pacientes con diagnóstico de depresión, puede reincidir, añadió que la población más afectada es la que se encuentra en edad productiva, entre los 15 y 17 años hasta los 30 años de edad, mientras que 25% de las personas que sufren depresión remitirá y no tendrá síntoma el resto de su vida; pero l 75% restante puede mantener sintomatología activa .

Advirtió la especialista que el suicidio es un fenómeno creciente en el estado: ya es un problema de salud pública, enfatizó.

De acuerdo con datos de la Procuraduría General de Justicia en el Estado, en el 2012 se registraron 112 suicidios entre la población queretana, mientras que en el 2011 la cifra llegó a 102. En años anteriores, el máximo de suicidios era de 90.

Ante este fenómeno de salud pública, lo primero es identificar los factores de riesgo, hacer detecciones tempranas que llevan a un sujeto a que se suicide , afirmó Cetina.

Otro de los trastornos más frecuentes es la ansiedad, la que se desencadena de igual manera por un episodio de estrés, y se presenta en 19% y 23% de la población adulta.

Se caracteriza por una descarga de adrenalina (taquicardia, palpitaciones, falta de respiración, temblores) , concluyó.

[email protected]