El titular de la Secretaría de Turismo de Sinaloa, Óscar Pérez Barros, y una comitiva de la asociación de hoteles sostuvieron una reunión de trabajo con el director general de OMA, Ricardo Dueñas, con el objetivo de establecer las estrategias para, por primera vez, gestionar vuelos.

Las gestiones sobre la mesa de negociación buscan que se materialicen las siguientes rutas a Mazatlán: Seattle, San Francisco y Denver.

Para el mercado nacional aplicarán la misma estrategia, enfocados en los destinos del Bajío, Puebla, Ciudad Juárez y mayores frecuencias a Monterrey y Ciudad de México. Esto detonará las visitas a los tres aeropuertos de Sinaloa.

Pérez Barros también tuvo una reunión con el director general de Magnicharters, Gabriel Bojórquez, en donde se iniciaron las pláticas para confirmar para la próxima temporada de invierno el vuelo de Mazatlán a Ciudad Juárez-El Paso, y para el siguiente verano, la ruta Mazatlán-Chihuahua.

El secretario reiteró que debido a la visión del gobernador Quirino Ordaz Coppel, que surgió en el Tianguis Turístico de Mazatlán, hay interés en el estado por parte de grandes cadenas hoteleras como Grupo Presidente, Habita, AM Resorts, Hyatt, Radisson, Hilton y Fiesta Americana Grand, además de las que ya están confirmadas como Courtyard by Marriott, Fiesta Inn, One, City Express Plus y Avid.

En cuestión de cruceros, a partir de esta temporada llegarán a Mazatlán barcos de gran turismo, con capacidad de 5,000 pasajeros de las navieras Norwegian y Carnival, mismas que manejan una tarifa más alta, por lo que el perfil del pasajero permitirá tener un mayor gasto promedio en su estadía. También han confirmado las navieras Celebrity y Royal Caribbean su arribo a Mazatlán en el 2021, lo que permitirá tener llegadas de embarcaciones de más de 4,000 pasajeros, indicó.

Sobre conectividad aérea, señaló, para esta temporada se abren los vuelos nuevos desde Regina y Ottawa con Swoop, y Victoria y Quebec con Sunwing, ambas son aerolíneas canadienses.