El retiro de todos los vendedores informales en la zona centro de la ciudad, no sólo de la Alameda, apenas contribuiría a incrementar 10% las ventas del comercio establecido, el cual ha sufrido pérdidas severas en los últimos años, manifestó Alfonso González Hurtado, presidente de la Asociación de Comercio Establecido del Centro Histórico de Querétaro (ACECH).

Tras el desalojo de vendedores de la Alameda, calificó de acertada la medida para liberar el espacio público y mejorar la imagen urbana. Recordó que la acción fue una promesa que hizo el alcalde, Marcos Aguilar Vega, ante el comercio establecido, para reactivar la economía formal en esta zona de la capital. Asimismo, rechazó que la medida tenga tintes políticos.

Dijo que previo al operativo de desalojo, los comerciantes de la Alameda se llevaron gran parte de su mercancía, aunque éstos se quejan de que la autoridad les confiscó toda y no se las quieren regresar.

González Hurtado indicó que esta acción del gobierno municipal es positiva , ya que contribuirá a mejorar la imagen de la zona y atraerá a más visitantes, tanto queretanos como turistas foráneos.

Con relación al beneficio que ésta provocará en el comercio establecido, expresó que si se quitara al 100% de comerciantes ambulantes de la zona centro, tal vez 10% nos podrían subir las ventas, porque realmente el tipo de comercio que hacen los ambulantes es mucha comida, piratería, muchos productos, que normalmente no vendemos nosotros. Es como otro mercado .

Sin embargo, expresó que el retiro del comercio informal ayudará a que cada día más personas visiten el primer cuadro de la ciudad y puedan interesarse por los productos que se venden en el comercio establecido.

Recordó que su gremio y otros comerciantes del Centro Histórico llevarán a cabo una serie de acciones para reactivar y posicionar comercialmente a la zona, pues hizo notar que, además del comercio informal, ahora deben competir contra las ventas que se dan en las plazas comerciales, cuyo número dijo aumenta aceleradamente.