Puebla, Pue. En el sector metalmecánica y talleres de fundición de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) local apenas se han recuperado poco más de 15,000 empleos de los 43,000 perdidos a causa de la pandemia de Covid-19.

Leonardo Cárdenas, presidente del sector local, detalló que las bajas se dieron durante el inicio de la contingencia sanitaria en el 2020 y enero del presente año; sin embargo, de febrero a septiembre hubo una recuperación por proyectos que se retomaron en la parte industrial.

Comentó que hay fábricas con los planes de ampliar su infraestructura, lo cual habían aplazado por la pandemia y que ahora quieren retomar, algunos para lo que resta del presente año y otros para el 2022.

“Es positivo que en el sector industrial se quieran reactivar proyectos que están considerados para ampliar su capacidad productiva, porque a nosotros nos da actividad hasta de seis meses como contratistas”, ahondó.

Confió en que en el resto del año se puedan recuperar más empleos, pero lo ve difícil porque los empresarios están pensando en el pago de aguinaldos y ponerse al corriente con sus proveedores tras ser un año difícil.

Cárdenas confió que la campaña de vacunación contra el Covid-19 permitirá trabajar más sin dejar de cumplir con las medidas sanitarias, las cuales se mantendrán por un buen tiempo.

Reactivación

Mencionó que la reactivación a 100% de algunas plantas para retomar obras de ampliación de naves industriales ayudará al sector que tiene más de 50% de su actividad vinculada a la edificación.

Comentó que también se han visto afectados por la suspensión de proyectos inmobiliarios o comerciales que requieren de estructuras metálicas, pero que poco a poco se van retomando con poco personal por las medidas sanitarias.

Indicó que a lo largo del presente año se tuvo un incremento de acero en 40%, provocando escasez de insumos, porque se trae del extranjero y esto resulta perjudicial al romper la cadena de suministros con empresas, por ejemplo, del sector de autopartes.

estados@eleconomista.mx