Guadalajara, Jal. Pese a la caída de 1% en la producción de automóviles en México durante julio, el sector de la proveeduría automotriz en Jalisco proyecta crecimiento moderado para el cierre del 2019 y mayores oportunidades para los próximos años.

El presidente del Clúster Automotriz del Estado de Jalisco, Rubén Reséndiz Pérez, dijo a El Economista que una vez que el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) sea ratificado por los tres países, será inminente el desarrollo de proveedores debido a las especificaciones del acuerdo en torno al contenido regional.

“Con este tema de que se va a aumentar el contenido regional, para las empresas es muy importante localizar proveedores aquí en México por el tema logístico. Varias empresas, sobre todo alemanas y japonesas, han estado buscando desarrollar proveeduría local y de ahí la participación de los clústeres tanto en Jalisco como en otros estados del país, que están trabajando en desarrollar proveeduría local”, precisó.

Según Reséndiz Pérez, la desaceleración en la producción de autos en México obedece a que el país apostó por la fabricación de automóviles pequeños con bajo consumo de gasolina, mientras que Estados Unidos, su principal mercado, está demandando vehículos de mayor tamaño.

“En Estados Unidos, por el precio de la gasolina que es barata, están comprando vehículos grandes, camionetas altamente consumidoras de combustible porque no les importa el precio de la gasolina; entonces, la industria en México se ha venido reconvirtiendo para fabricar los vehículos que demanda Estados Unidos”, explicó.

Añadió que los planes y proyectos para este sector son a cinco o 10 años, por lo que todavía se avizora una perspectiva positiva para esta industria en México, e insistió en que una vez que sea ratificado el T-MEC será obligatorio para las plantas automotrices y los Tier 1 desarrollar proveeduría local.

“El tema de aquí en adelante va a ser bajar costos, ser más competitivos y es donde nuestra industria local tiene una buena oportunidad”, ahondó.

Movilidad eléctrica

Sobre la apuesta del gobierno de Jalisco por priorizar la movilidad eléctrica y la posible atracción de una empresa armadora de origen chino, Rubén Reséndiz afirmó que las firmas locales están en condiciones de reconvertirse y desarrollar componentes para ese tipo de automóviles.

“Como clúster tenemos que centrarnos no sólo en el auto eléctrico, sino en los híbridos, los autos autónomos, los de gas natural y todavía los de gasolina, porque cambiar tan pronto no es fácil, sobre todo por el tema de la infraestructura que nos falta desarrollar en el país”, refirió.

Según el presidente del clúster automotriz, en Jalisco hay alrededor de 150 empresas enfocadas a esa industria, en su mayoría pequeñas y medianas, mientras que las Tier 1 suman 15 como máximo.

“En el momento en que se firme el T-MEC, tenemos un plazo de cinco años para aumentar la proveeduría local, no nos vamos a esperar, ya estamos trabajando en ello”, ahondó.

El clúster automotriz estatal está conformado por medio centenar de empresas, pero se prevé que en el primer trimestre del 2020 la cifra llegue a 100.

[email protected]