Puebla, Pue. Por la pandemia de Covid-19 durante 2020, se registraron 5,107 demandas laborales en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) por diversas situaciones, entre ellas la falta de finiquito a familiares por la muerte de trabajadores contagiados.

Abelardo Cuéllar Delgado, secretario de Trabajo en el estado, dijo que la contingencia sanitaria también ha incrementado las quejas por la explotación laboral y acoso, derivado de las actividades “home office”.

El secretario detalló que en la Procuraduría de la Defensa del Trabajo (Prodet) en el estado, el 60% de las denuncias son de varones y el resto de mujeres, motivo por el que llevan a cabo inspecciones para determinar la veracidad de los señalamientos.

Consideró preocupante que en el caso de fallecimientos por Covid-19, hubo 735 casos en que las empresas no dieron finiquito o dieron lo mínimo a los deudos, quienes consideraron injusto por haberse contagiado sus familiares en horarios laborales.

Cuéllar Delgado mencionó que en la dependencia están atentos a la situación contractual en las empresas para vigilar que se cumplan con el respeto a los derechos laborales, desde acuerdos para hacer trabajo desde casa que no implique ir a las oficinas hasta que se garanticen las condiciones de seguridad para los que tienen que desempeñar sus funciones en alguna industria.

Comentó que en la dependencia estatal apuestan por la conciliación entre el patrón y el empleado para evitar un desgaste por juicios que en ocasiones se alargan sin necesidad de hacerlo.

Rezago histórico

Aunado a esto, dijo, existe un rezago histórico en la resolución de este tipo de casos, al tener 45,000 en trámite, por lo que es mejor llevar a las partes que busquen un acuerdo económico benéfico y justo sin vulnerar los derechos laborales.

El funcionario estatal destacó que, a través del programa “Semanas de Conciliación”, buscarán que no haya tantos juicios laborales sino por el contrario bajen y permitan una mejor atención de las autoridades actuales, que en el caso de la Secretaría de Trabajo detectó muchas irregularidades de pasadas administraciones en las operaciones, sin abundar en ellas.

En este sentido, Cuéllar Delgado explicó que al 93% de las personas se les generaron pláticas conciliatorias; al 6%, se les elaboró una demanda, mientras que al 1% se les desarrolló juicio por no haber entendimiento.

Sin revelar datos, informó que llegaron quejas sobre violencia o acoso laboral durante el confinamiento por la pandemia, mismas que están siendo atendidas bajo inspección desde el área jurídica de la dependencia, así como hubo algunas que se canalizaron a otras fuentes de gobierno.