Puebla, Pue. Ante la sequía y las heladas atípicas que hubo en el presente año, 50% de la producción de manzana se perdió en la entidad, que siembra 8,653 hectáreas en 58 municipios.

Entrevistado por El Economista, el representante de los productores del alimento, Jorge Carlos Guzmán Reyes, estimó que las pérdidas económicas ascendieron a poco más de 35 millones de pesos, pues el valor de la producción es de 77 millones.

Comentó que en esta temporada se tuvo la mayor afectación. Hace un año -recordó-, la merma fue de 30 por ciento.

Puebla es el cuarto productor nacional de manzana, con 27,451 toneladas al año, después de Chihuahua, Durango y Coahuila, que cosechan 456,300, 47,795 y 34,800 toneladas, respectivamente, según datos de la Secretaría de Agricultura.

Guzmán Reyes externó que se buscará vender a mejor precio la producción que alcanzó a florecer en los diversos centros de abasto en los que distribuyen.

Los principales son: Zacatlán, San Salvador El Seco, Huauchinango, Chignahupan, Huejotzingo, Ixtacamaxtitlán, Coyomeapan, Aquixtla, Vicente Guerrero y Tetela de Ocampo, que concentran 70% de lo que se siembra en el estado.

SIN APOYOS GUBERNAMENTALES

Manifestó que a las familias dedicadas a ese cultivo no les queda más que esperar la próxima temporada para tratar de recuperarse, pues en los programas destinados para atender afectaciones por contingencias climatológicas en el campo sólo están considerados el maíz, trigo y sorgo.

miguel.hernandez@eleconomista.mx