Los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática se acusaron mutuamente por el desplome oficial de las alianzas en Nayarit y Coahuila. Gustavo Madero, líder panista, aseguró que el Partido de la Revolución Democrática incumplió acuerdos firmados, decidió apoyar (en Nayarit) a un candidato que no está arriba en ninguna de las encuestas . Dolores Padierna calificó al PAN como autoritario en la definición de abanderados.

Ayer, las dirigencias nacionales de los partidos confirmaron la ruptura entre ambos institutos políticos en las dos entidades. La dirigencia del PAN, en Coahuila, notificó oficialmente al Comité Ejecutivo Nacional la disolución de la alianza. En Nayarit, el Instituto Estatal Electoral declaró disuelta la alianza entre PRD y PAN.

Gustavo Madero dijo que se dará una segunda oportunidad al PRD para que rectifique su postura en Nayarit. Lo invitó a realizar una nueva encuesta, el 26 de mayo (es decir en plena campaña), y con base en los resultados el abanderado menor posicionado decline en favor de quien tenga mayor preferencia.

Jesús Zambrano, líder del PRD, aceptó la propuesta de levantar (en mayo) una nueva encuesta de valoración de candidatos en Nayarit y quien reciba menor apoyo se sume -de facto- al otro abanderado sin regateos.

Gustavo Madero, por la mañana, recordó que el sol azteca no ha logrado mantener sus compromisos desde la alianza en el Estado de México, en donde el Consejo Nacional echó abajo la decisión del Consejo Estatal, en el sentido de permitir la alianza con el PAN.

[email protected]