Monterrey, NL. Jaime Rodríguez Calderón destacó en su Quinto Informe de Gobierno que en materia de finanzas ha disminuido el déficit financiero de Nuevo León mediante la racionalización, disciplina y eficiencia en el gasto público, lo que ha permitido enfrentar al Covid-19.

“El arreglar las finanzas nos ha permitido enfrentar contingencias (...) y ha mejorado la recaudación para darle recursos a la salud y a la seguridad”, indicó el gobernador.

En el caso de los indicadores del Sistema de Alertas de la Secretaría de Hacienda, que presentan el nivel de endeudamiento de las entidades, el de deuda pública y obligaciones sobre Ingresos de Libre Disposición pasó de 140.2% en el 2015 a 112.7% en el 2019. Al segundo trimestre del 2020 el indicador bajó a 119.4 por ciento.

Además, en octubre del 2019 Fitch Ratings mejoró la calificación crediticia del estado, de “A-” a “A+ (mex)”. La agencia se basó en la sostenibilidad de la deuda y el dinamismo de los ingresos propios, impulsado por el crecimiento económico y las medidas de eficiencia recaudatoria de la administración.

Por otra parte, en marzo pasado se obtuvieron las mejores condiciones de mercado en la liquidación del financiamiento de largo plazo, por 2,900 millones de pesos, con una tasa promedio ponderado de 0.43%, lo que representa una disminución de 1.8 puntos porcentuales respecto a la que tenían los créditos al inicio de la administración.

Estos recursos permitirán realizar proyectos de inversión pública, a través de fondos municipales, adquisición de equipo de transporte, construcción, equipamiento de hospitales, planteles educativos y equipamiento de seguridad, entre otros, dijo el mandatario.

Reestructura

En septiembre del 2019 inició el programa de reestructura o refinanciamiento de los créditos respaldados por cupón cero con Banobras, operación que liberará 2,000 millones de pesos, contribuyendo al saneamiento de las finanzas públicas.

Rodríguez Caderón refirió que cuando llegó como gobernador el estado estaba prácticamente en quiebra; lo primero que hicieron fue bajar los gastos y buscar la manera de tener más ingresos y reestructurar los pasivos bancarios.

estados@eleconomista.mx