Monterrey, NL. El Plan de Gobierno del virtual Ejecutivo estatal de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda, propone un nuevo convenio fiscal con la Federación, recuperar la atracción en inversión extranjera, tener un gobierno 100% digital, generar la veda administrativa, contar con un presupuesto base cero y elaborar una nueva Constitución Política para el estado junto con expertos.

“Nuevo León no debe soltar la bandera de la Inversión Extranjera Directa (…) No se ha logrado generar mucha inversión porque se fue al Bajío debido a errores del gobierno estatal, así como a la inseguridad jurídica y centralismo de la Federación”, aseguró.

Propone crear un gobierno 100% digital, además de una veda administrativa, es decir, que durante dos años a las personas que emprendan un negocio sólo les soliciten los trámites estrictamente necesarios.

Durante una reunión con los socios de la Cámara de la Industria de Transformación local (Caintra) el pasado mes de abril, dejó en claro que Nuevo León no saldrá del Pacto Fiscal; lo que busca es un nuevo convenio, ya que el estado aporta 460,000 millones de pesos al Producto Interno Bruto (PIB), más 140,000 millones que provienen de los grandes contribuyentes con impuestos como el ISR e IVA y 37,000 millones respecto a los ingresos de comercio exterior, debido a que las exportaciones salen por Nuevo Laredo en lugar del Puente de Colombia.

Ejemplificó que Nuevo León aporta 637,000 millones de pesos a la Federación y sólo le regresan 67,000 millones, es decir, 10.5 por ciento.

Además, aseguró que los 140,000 millones de pesos que pagan las grandes empresas, que están dadas de alta en la Ciudad de México porque ahí se realizan los trámites, no se contabilizan en favor de Nuevo León.

"Jamás he planteado independizarnos (de la Federación), tengo nueve alternativas para que nos regresen más por lo que aportamos al PIB. Guerrero recibe 10 veces más de lo que aporta y Tabasco 25 veces más”, recalcó ante los industriales.

En su Plan de Gobierno destaca que la relación que debe impulsar Nuevo León hacia el futuro es exigir un convenio fiscal que garantice obras, salud, bienestar social y transporte público.

“Necesitamos un presupuesto base cero (la asignación de fondos debe justificarse cada año, a partir de cero, sobre su costo y beneficio) en lugar de continuar como lo han hecho los anteriores gobiernos, con un presupuesto inercial” (sobre la base del presupuesto anterior); esto evitará la corrupción".

estados@eleconomista.mx