Monterrey, NL. La Zona Metropolitana de Monterrey se fortalece como destino de turismo de reuniones gracias a la oferta de recintos y al crecimiento de la industria hotelera, indicó a El Economista David Manllo Valdés, director ejecutivo de la Oficina de Convenciones y Visitantes de Monterrey.

Actualmente, alberga cuatro recintos para congresos y convenciones con capacidad de alrededor de 53,000 metros cuadrados; el mayor espacio es Cintermex, que añadió 8,000 metros cuadrados al área de exposiciones, además del Centro Convex, Pabellón M y en fecha reciente abrió el Showcenter Complex en el municipio de San Pedro Garza García.

Manllo Valdés aseguró que el Showcenter Complex facilita la realización de congresos y convenciones porque la zona cuenta con más de 2,000 habitaciones de hotel y 70 restaurantes.

En este sentido, la infraestructura hotelera para este segmento ha crecido en Nuevo León. En el 2016 había 345 hoteles con 18,404 habitaciones, mientras que en el 2017 la oferta ascendió a 355 complejos y 18,923 cuartos, de acuerdo con información de la Secretaría de Turismo federal.

Además, “se están construyendo seis nuevos hoteles. Hay 2,000 cuartos en construcción, al menos 1,400 de ellos van a estar terminados para diciembre del 2019”, informó Miguel Ángel Cantú González, subsecretario de Turismo de Nuevo León, en marzo de este año.

Los hoteles se instalarán en la zona del aeropuerto, en Valle Oriente, en el centro de Monterrey y en zonas rurales.

Las marcas que estarán presentes son: Marriott, Westin, Hampton Inn, Holiday Inn y Radisson, mencionó Cantú González.

Liderazgo

A nivel nacional, el segmento de congresos y convenciones lo lidera la Ciudad de México, seguido de Cancún, Guadalajara, Monterrey, León y Puebla.

“En Cancún se realizan muchos congresos y convenciones porque tienen más de 90 vuelos directos de todo el mundo, nosotros tenemos 49 y es un buen número; en la Ciudad de México por su tamaño y la oferta de recintos”, indicó David Manllo.

El turismo de reuniones emplea a 9 millones de personas de manera directa e indirecta, adicionalmente, el gasto de un turista de reuniones es 53% más alto que el de uno de placer, y la derrama económica de este nicho representa 24,970 millones de dólares, lo cual equivale a una contribución total de 1.5% del Producto Interno Bruto nacional, según IBTM Americas, con información de la Secretaría de Turismo.

[email protected]