La presidenta de la Federación Nacional de Municipios de México (FENAMM), Angélica Araujo, informó que se elabora una contrapropuesta a la iniciativa de reforma del Ejecutivo Federal que pretende crear al mando único de policías en los estados.

En entrevista, expuso que en estados como Yucatán ya opera una forma muy similar al mando único, donde la policía estatal realiza y coordina trabajados de vigilancia y prevención en los municipios.

Esto bajo un esquema de coordinación e incluso en ayuntamientos pequeños, los elementos estatales son los encargados de resguardar la seguridad.

Sin embargo, dijo que el modelo de mando único no se puede establecer de forma uniforme en todo el país y, en todo caso, debe realizarse de forma consensada con los municipios y gobiernos estatales, para evitar avasallamientos o violentar el principio constitucional del municipio libre.

Estamos trabajando en la FENAMM en una propuesta en el tema del mando único, ya que no es lo mismo el problema de inseguridad en municipios de Nuevo León, Tamaulipas o Chihuahua, que en Yucatán o Campeche.

La reforma debe adaptarse a la realidad de cada región , dijo la también alcaldesa de Mérida.

Informó que la FENAMM realiza un diagnóstico sobre el tema de la inseguridad y violencia que afecta a un gran número de municipios, para realizar una propuesta integral en materia de subsidios y presupuestos de forma conjunta con la Cámara de Diputados.

Araujo, lamentó que se pretenda satanizar a las policías municipales por parte del gobierno federal, cuando en muchos ayuntamientos no hay recursos para capacitación, contratación de personal, compra de patrullas o armamento.

La reforma para el mando único policial podría ser gradual o por regiones, además de adaptarse a la realidad tan diversa que tiene el país , comentó en entrevista.

Aseguró que en los más de mil 500 ayuntamientos que representa la FENAMM, al menos en dos terceras partes existe una desesperación y desesperanza no sólo de los alcaldes, sino también de los ciudadanos para la falta de apoyos a nivel federal para combatir la inseguridad y la violencia.

Se percibe que no hay la pericia, el conocimiento y la experiencia por parte de las autoridades federales para apoyar a frenar la violencia en muchos municipios del país, sobre todo en el norte, por lo que esperamos un giro a la estrategia del presidente Felipe Calderón en el combate a la delincuencia , concluyó.