Cancún, QR. Además del sargazo, el otro gran pendiente que deja en Quintana Roo Josefa González Blanco en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), dependencia cuyo nuevo titular es Víctor Manuel Toledo Manzur, corresponde a la reforestación y restauración de Malecón Tajamar, lo cual fue recientemente ordenado por un juez, luego de que se desechó un recurso en el que se alegaba que el sitio ya se había restaurado por sí solo.

Cabe recordar que las organizaciones ambientalistas Salvemos Manglar Tajamar y Grupo Ecologista del Mayab (Gema), con el apoyo del Centro Mexicano de Derecho Ambiental, obtuvieron en marzo pasado una sentencia favorable que anula la autorización de impacto ambiental que le concedió Semarnat al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) en el 2005 para lotificar, desmontar, urbanizar y comercializar las 72 hectáreas que conforman Malecón Tajamar.

Este fallo impide en definitiva que se tale o remueva el mangle de la zona, además ordena a la Semarnat no emitir ninguna nueva autorización para construir dentro de todo el complejo; por último, pide también restituir las zonas de manglar devastadas como resultado de los trabajos de urbanización realizados entre el 2005 y el 2015 en los terrenos afectados.

Dicho fallo dejó sin efecto una resolución previa del juzgado tercero de Distrito con sede en Cancún, que originalmente había resuelto que ya se había cumplido la sentencia que obligaba a la Semarnat a restaurar la zona donde fue talado el manglar, pues, a su criterio, las zonas afectadas se habían ido restituyendo por sí solas de manera paulatina.

Fallo

Araceli Domínguez, presidenta de Gema, explicó que durante meses, desde la administración federal anterior, combatieron el fallo del Juzgado Tercero de Distrito mediante recursos de revisión, hasta que por fin en marzo de este año se determinó en definitiva que Semarnat debe no sólo desarrollar un plan de restauración del manglar, sino que, para considerar cumplida la sentencia, es necesario también implementar dicho plan y evaluar si las acciones son suficientes para que la zona afectada realmente se restaure.

Aunque el fallo se emitió desde marzo pasado, a la fecha no hay ningún trabajo de restauración en las 72 hectáreas del complejo, el cual además sigue cerrado a la circulación vehicular y en abandono por parte de Fonatur.

Rogelio Jiménez Pons, director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo, reconoció en entrevista previa con El Economista que carecen de fondos para hacer frente al problema que representa Malecón Tajamar, por lo que en la actualidad se encuentran en gestiones ante compañías aseguradoras para que puedan cobrar una póliza que cubre el robo del equipamiento urbano, desde los registros de drenaje, hasta cableado de cobre para el alumbrado público.

[email protected]