El Plan de Reconstrucción de la Ciudad de México no contempla las expropiaciones en los edificios colapsados y que están en proceso de demolición, afirmó el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa.

“Si nosotros fuéramos por el camino sencillo lo único que estaríamos haciendo sería una serie de expropiaciones por todos lados y quedándonos con terrenos como Gobierno de la Ciudad de México. Esto no es lo que queremos, lo que queremos es ayudar a la personas, ir a una reconstrucción efectiva y para eso vamos a mostrar las opciones financieras”, señaló.

Al detallar el caso del inmueble ubicado en Concepción Béistegui número 1503, añadió que “al día de hoy está totalmente limpio este terreno. La próxima semana estaremos dándole cita a los propietarios, a las personas de este lugar. Queremos que la gente sepa que estamos buscando los mejores y más adecuados mecanismos para que no pierdan sus propiedades”.

El mandatario capitalino indicó que la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) reporta 13,582 inmuebles verificados. Mientras que la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) registra 2,410 códigos verdes en 26 días de trabajo.

Actualización

Sobre la actualización de información, Mancera Espinosa expuso que van 179 carpetas de investigación, de las cuales 137 son de oficio y 42 son de denuncia.

En materia de salud, 372,000 viviendas visitadas y más de 18,000 atenciones psicológicas, así como 243,000 vacunas aplicadas.

Siguen en servicio 12 albergues con un acumulado de 43,000 personas atendidas y 30,000 en pernocta. En asesorías jurídicas, 25, 248, y 78,000 personas atendidas por DIF CDMX.

Los módulos de atención integral para la reconstrucción de la CDMX en Tláhuac y Parque de los Venados suman 96,136 personas atendidas; 231 créditos entregados como parte de la recuperación económica, y 362 en trámite con 82 de Nacional Financiera.

Situación morelense

En Morelos, el jueves pasado el gobernador Graco Ramírez anunció la reorientación del presupuesto del estado para el 2018, así como los recursos del proyecto del Morebús a la reconstrucción de escuelas y viviendas afectadas por el sismo del pasado 19 de septiembre y otras medidas financieras.

A un mes del sismo, el mandatario informó que la reconstrucción tendrá un costo de 5,700 millones de pesos, lo que representa 20% del presupuesto estatal.

Precisó que el Fondo de Desastres Naturales reconocerá 2,700 millones de pesos y, en estimaciones preliminares, la entidad tendrá que aportar 3,000 millones.

Por ello, “he tomado la decisión de cancelar el proyecto del Morebús y, con el Congreso del Estado, reorientar esos recursos para la tarea de la reconstrucción y solicitar a los diputados su apoyo para que se apruebe un presupuesto cuya prioridad sea tener fondos para la reconstrucción”, manifestó.

Graco Ramírez pidió al Congreso local reorientar la línea de crédito aprobada para el Morebús (500 millones de pesos) y los recursos previstos para proyectos y programas regulares, y su autorización para acceder al Bono Cupón 0, que permitirá potenciar recursos sin afectar las finanzas del estado, conforme al anuncio hecho por el gobierno federal.

Indicó que su gobierno llevó a cabo un ajuste presupuestal —en este último trimestre— para disponer de 400 millones para iniciar la etapa de reconstrucción. Además, va a reorientar los recursos disponibles en el Fondo de Aportaciones Múltiples 2018, para potenciarlos y reconstruir escuelas.