Cancún, QR. De un universo de 107,128 habitaciones repartidas en 1,129 hoteles en Quintana Roo —cifras al cierre del 2019—, sólo se mantienen abiertos entre 28 y 30 centros de hospedaje para turistas varados y personal que trabaja en labores esenciales durante la contingencia sanitaria por el Covid-19.

Así lo informó Marisol Vanegas Pérez, secretaria de Turismo en el estado, quien añadió que se mantienen cerca de 11,000 huéspedes en la entidad, que por sus labores en la emergencia sanitaria necesitan alojamiento, así como personas sin residencia fija y viajeros que por el cierre de fronteras no han podido regresar a sus países de origen.

“Se mantienen abiertos algunos pocos hoteles para personas que se dedican a temas de salud, transporte, seguros, seguridad, entre otros (...) es población que no son turistas, sino personas que no tienen residencia fija y requieren un lugar seguro con todas las medidas de prevención de la contingencia para poderse mantener en el estado”, expuso.

No se puede precisar el número de turistas varados, pues diariamente fluctúa la cifra. “Tan sólo salió un vuelo humanitario a Sudamérica y todos los días cambia la situación”, añadió la funcionaria estatal.

Expuso que los pocos hoteles que aún se mantienen abiertos están por debajo de 10% de ocupación —la mayoría en el centro de Cancún—, debido al protocolo de acciones contra el Covid-19.

Vanegas Pérez recordó que previo al arranque de Semana Santa permanecían en el estado más de 300,000 turistas con una ocupación promedio en todo el estado por arriba de 80 por ciento.

Para Semana Santa de este año, el presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres, Roberto Cintrón Gómez, anunció en su momento que la expectativa era repuntar hasta 94% de ocupación a lo largo de las dos semanas de asueto, con una alta afluencia de spring breakers.

Por ejemplo, en la Semana Santa del 2019, la derrama turística llegó a 1,035 millones de dólares, con una captación de 1.2 millones de turistas en el estado, según datos de la Secretaría de Turismo de Quintana Roo.

Además, se registró una ocupación de 87.5% y un total de 1.4 millones de habitaciones por noche ocupadas durante las dos semanas del periodo de asueto.

Año con año la expectativa de ocupación, arribo de turistas y derrama se fijaba entre 2 y 3% por encima del año anterior, por lo que para este 2020 se esperaba superar los números del 2019.

Estrategias

Vanegas Pérez adelantó que ante la crisis sanitaria se están desplegando acciones para minimizar, en la medida de lo posible, el impacto económico en la entidad, la cual depende en más de 80% de la actividad turística.

Refirió que están contactando a los socios comerciales de la entidad y monitoreando el comportamiento de la pandemia en los países emisores de turismo hacia Quintana Roo, para desplegar estrategias que permitan reanudar el flujo de turistas cuando se levanten las restricciones sanitarias.

Señaló que han logrado evitar que se cancelen las reservaciones que se tenían para Semana Santa y las semanas posteriores, postergando esos paquetes vacacionales para septiembre y octubre, “por lo que hay confianza en que una vez levantadas las restricciones a los viajes a nivel mundial, Quintana Roo podrá recuperar algo de lo perdido durante los meses de confinamiento obligatorio”.

[email protected]