Puebla, Pue. El secretario de Finanzas y Administración, Enrique Robledo Rubio, informó que no pueden elaborar el paquete económico estatal si no conocen las medidas presupuestarias y fiscales que adoptará el nuevo gobierno federal, mismas que se conocerán hasta el 15 de diciembre.

Por lo anterior, mediante una iniciativa, el gobierno del estado solicitó al Congreso local una ampliación del plazo al periodo de sesiones y que concluyan el 31 de diciembre, para que a su vez se den otros tres días, respecto al 15 de diciembre, en la entrega de los proyectos de Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos.

El funcionario explicó que, si se concretan las propuestas del presidente electo Andrés Manuel López Obrador (AMLO), como la reducción del Impuesto al Valor Agregado a 8%y del Impuesto sobre la Renta a 20% en la frontera norte y sur del país, podría traer un recorte de 1,098.2 millones de pesos al estado.

Además, expuso, si se eliminan el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios en combustible, el Ramo 33 y el Seguro Popular, representaría dejar de recibir 3,983.4, 3,400 y 4,300 millones de pesos, respectivamente.

“Al día se desconoce la estimación que tendrá el precio internacional del petróleo, misma que es determinante para la elaboración del presupuesto, del cual dependen 16.7% de los ingresos federales y que ascienden a 827,150 millones de pesos, lo que implicaría cambios significativos en el presupuesto estatal”, señaló.

Robledo Rubio recordó que, del total de ingresos del estado, 87.9% son recursos federales, por lo que insistió en esperar a que se defina el paquete económico federal para hacer la proyección de Puebla.

El gobierno estatal, que terminará funciones el 13 de diciembre, prevé que se logre un presupuesto para el 2019 similar al del presente año, que ronda los 85,800 millones de pesos.

El funcionario indicó que dependerá del paquete económico federal, para que en los tres días de extensión que solicitaron al Congreso local puedan hacer ajustes al paquete económico, donde serían incluidas las propuestas de la gobernadora electa, Martha Erika Alonso.

Escenario alterno

El secretario refirió que el otro escenario que prevén es un recorte presupuestario, lo que obligaría a hacer ajustes al gasto corriente, pero sin comprometer el pago de las dos obras realizadas bajo los esquemas de Proyectos de Prestación de Servicios (PPS) y de Asociaciones Público Privadas (APP).

Los PPS son el Centro Integral de Servicios y el Museo Internacional del Barroco, comprometidas a pagar en un plazo de 25 y 23 años, las cuales costaron 1,372 y 1,742 millones de pesos, en ese orden.

Las plataformas para la instalación de la fábrica Audi en San José Chiapa fueron mediante APP, cuyo costo ascendió a 5,079.3 millones de pesos y se pagan a 14 años.

[email protected]