El Grupo Parlamentario del PAN en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) presentó la iniciativa de Ley de Coordinación Fiscal para la Ciudad de México, la cual propone una distribución anual equitativa y justa de los recursos públicos a las próximas alcaldías.

La iniciativa propone un reparto de entre 90 y 100% del Impuesto Predial para las alcaldías, que tendrían la facultad de utilizar los recursos en su propia demarcación; respecto al Impuesto Sobre Nómina, propone que de 40 a 50% se reparta para las demarcaciones y el resto para el gobierno central.

Asimismo, se propone que del Impuesto Especiales sobre Producción y Servicios (IEPS), 20 o 30% quede para las alcaldías, mientras entre 70 y 80% para el gobierno central; en cuanto al Fondo de Fomento Municipal, las alcaldías se quedarían con el recurso completo.

El coordinador del Grupo Parlamentario, Jorge Romero Herrera, destacó que esta ley propone un nuevo modelo de reparto financiero más justo, reconociendo la realidad poblacional y urbana por demarcación con base en sus necesidades.

Esta iniciativa acaba con la esclavitud y dependencia de recursos entre los actuales jefes delegacionales, próximos alcaldes, con el gobierno central .

En tanto, el Presidente de la Comisión de Hacienda en la ALDF, Andrés Atayde Rubiolo, mencionó que la Ciudad de México es la única entidad federativa que no cuenta con un criterio para repartir los recursos entre las delegaciones, próximamente alcaldías.

Una Ley de Coordinación Fiscal debemos entenderla como un pacto que existe entre las distintas administraciones publicas de los tres niveles: federal, estatal y municipal. De tal manera que se repartan las responsabilidades en cuanto a recaudación, distribución y gasto. La recaudación es una función que no podrán tener las próximas alcaldías, por lo que promovemos una distribución justa en función de sus resultados .

Explicó que la descentralización fiscal en la Ciudad de México debe partir del conocimiento de que las alcaldías no contarán con atribuciones recaudatorias; además, indicó que en su propuesta se establece un método técnico de distribución de recursos, el cual tiene siete componentes, entre los cuales se contempla premiar o castigar a las alcaldías que hayan realizado más o menos inversión, e incentivos para la reducción de la población en situación de pobreza, entre otros.

[email protected]