Querétaro, Qro. La precipitación pluvial que se ha presentado en el estado en las últimas semanas permite que, hasta ahora, se garantice el ciclo de producción primavera-verano e incluso el otoño-invierno.

Tras la sequía que impactó previo a la temporada de lluvias, las recientes precipitaciones han sido benéficas para los cultivos de la entidad, sin que hasta el momento hayan generado afectaciones, expuso el secretario de Desarrollo Agropecuario (Sedea) en Querétaro, Carl Heinz Dobler Mehner.

En el estado se sembraron 145,000 hectáreas, de las cuales apenas 1.4% (2,000) presentó afectaciones por sequía, por lo que se prevé que el resto tenga una buena cosecha.

“Han sido favorables las condiciones, eso deja la garantía de que las hectáreas que se sembraron en el estado queden todas prácticamente cubiertas para que puedan tener cosecha. Tuvimos –previo a estas precipitaciones– el reporte de casi 2,000 hectáreas, poco menos, que estaban siniestradas por sequía, pero de 2,000 contra las 145,000 que se sembraron es nulo (la afectación)”, expuso.

La presa más grande del estado, Constitución de 1917, se encuentra a 67% de almacenamiento, lo que ya garantiza el ciclo productivo primavera-verano e incluso otoño-invierno. Los 38 cuerpos de agua del estado se encuentran en promedio de 63% de su capacidad.

Hasta el momento no se ha presentado exceso de agua en los cultivos; sin embargo, la entidad está en esa franja, en la que si se agudizan las lluvias pudiera haber incidencia de afectaciones, comentó.

Para cubrir contingencias por lluvias, se cuenta con un seguro que cubriría 72,000 hectáreas siniestradas. El seguro estatal cuenta con una bolsa de casi 28 millones de pesos; 19 millones para el ramo agrícola y 9 millones para el pecuario.

Zonas de riego 

Las zonas más susceptibles son las de riego, que están cercanas al distrito 23, es decir, que abarca a los municipios de San Juan del Río y Pedro Escobedo, debido a que al presentarse un exceso de lluvia no pueden controlar el excedente.

 “Con las condiciones de precipitación que tenemos ahora estamos en el límite donde podría comenzar a ver problemas imputables al exceso de agua, lo que más se recomienda es estar pendientes porque ahorita pueden tratarse con agentes fungicidas, los problemas más frecuentes va a ser la presencia de hongos en los cultivos, esa es la parte que se tendría que atender”, precisó.

Las condiciones favorables que se tiene hasta el momento permitirán un incremento de entre 20 y 25% en la capacidad de producción agrícola, toda vez que el temporal está garantizado hasta ahora para la cosecha de maíz y frijol, a menos que haya una helada o alguna contingencia climática.

La producción del estado es principalmente de maíz para forraje, alfalfa, maíz de grano y jitomate que se produce en invernaderos.

Se estima que en el estado, cerca de 70% de la superficie agrícola es de temporal y 30% de riego; se contabilizan 237,000 hectáreas en los 18 municipios, de estos, los que cuentan con más unidades de producción son Amealco de Bonfil, San Juan del Río y Cadereyta de Montes

estados@eleconomista.mx