Puebla, Pue. La planta de biogás a base de nopal y estiércol de vaca, que se construyó en Zitacuaro, Michoacán, arrancará operaciones hasta septiembre próximo, con una estación para abastecer de biocombustible a vehículos.

Omar Carpio Flores, presidente nacional de la Unión Mexicana de Productores de Nopal, Tuna y Maguey con presencia en 17 estados y 30,000 socios, refirió que después de cinco años de la elaboración del proyecto, así como de la inversión de 30 millones de pesos, funcionará esta planta que es pionera a nivel nacional, el cual se busca replicar en otros estados tuneros, entre ellos Puebla.

Dijo que la tecnología desarrollada por la empresa Nopalimex en colaboración con el Instituto Politécnico Nacional y el Instituto de Ciencias Eléctricas, con sede en Morelos, marcará una pauta también para generar electricidad en beneficio de comunidades de 10,000 habitantes, lo cual se hará como segunda etapa.

Mientras tanto, dijo, se busca comercializar el biocombustible para automóviles que será más barata que la gasolina convencional, aunque no quiso dar a conocer un costo.

El dirigente poblano dijo que están por concluir las pruebas, mismas que se retrasaron porque hasta finales del 2017 se compraron las compresoras para poder abastecer a las unidades, por lo que invirtieron 6 millones de pesos. Adicionalmente, los motores deben tener un dispositivo para usar el biogás.

Amigable con el medioambiente

“No hay contaminación, es muy limpia la combustión y se garantiza no afectar al medio ambiente. Son detalles los que faltan para arrancar la estación”, apuntó.

Mencionó que la Comisión de Agricultura del Congreso de la Unión ha dado seguimiento a este proyecto “estrella” de la organización de productores, el cual llamó la atención de empresarios extranjeros, entre ellos de Alemania, Inglaterra e Italia, a quienes en futuro cercano se buscaría vender, pero antes la prioridad es replicar esta plan en los estados tuneros y de nopal.

Carpio Flores puntualizó que falta certificarla, pero una vez conseguido se puede vender el modelo a cualquier empresa.

En entrevista, señaló que sólo hubo10% de financiamiento público, porque el resto fue puesto por los productores, quienes están interesados en las energías alternativas y producir biogás.

Para ese proyecto tienen disponibles 300 hectáreas de nopal de 100 productores, con el propósito de obtener 400 toneladas por hectárea.

Dijo que la producción de energía para uso habitacional será en una segunda etapa a corto plazo, también en Zitacuaro, por lo que están por definir la comunidad para ser abastecida y poderlo replicar a otras entidades.

Comentó que el desarrollo de cada planta será conforme a las necesidades de las zonas, que en el caso de Puebla se tiene focalizada la junta auxiliar de San Sebastián Villanueva, perteneciente al municipio de Acatzingo.

[email protected]