Como parte de la estrategia de continuar el desarrollo de obras públicas, pese a la pandemia por el Covid-19 y que tiene como objetivo proteger la economía de la entidad, autoridades capitalinas informaron que comenzaron los trabajos de reparación en la red de Tren Ligero.

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, explicó que estas obras son prioritarias porque mejorarán la calidad de vida de los ciudadanos; el tramo que se reparará será de Huipulco a Xochimilco; por lo tanto, estará cerrado desde este sábado 2 de mayo hasta el 31 de diciembre del 2020.

En total, se cerrarán ocho estaciones en ambas direcciones: Huipulco, Xomali, Periférico, Tepepan, La Noria, Huichapan, Francisco Goitia y Xochimilco.

La mandataria recordó que el presupuesto para obras públicas no se verá afectado por la contingencia, por lo mismo se trabajará en el desarrollo de infraestructura del Sistema de Transportes Eléctricos.

“Este año tiene un presupuesto muy importante el Sistema de Transportes Eléctricos de alrededor de 1,300 millones de pesos que son para la segunda parte del Tren Ligero y la adquisición de trolebuses, tanto los trolebuses biarticulados, del Trolebús Elevado de Eje 8”, destacó.

Enunció que para esta reparación emplean una inversión entre los 200 y 250 millones de pesos. Además, se está cuidando con un protocolo sanitario a los trabajadores de esta construcción.

Red hidráulica, prioridad

Sheinbaum Pardo afirmó que en esta época de pandemia la prioridad es resolver cualquier problema que surja con la red hídrica, por lo que está trabajando con la Comisión Nacional del Agua y con el gobierno del Estado de México.

Respecto a la fuga que presentó este martes la línea de conducción número 2 del Sistema Cutzamala, refirió que “el Estado de México y nosotros apoyamos en lo que se requiriera, obviamente nuestro interés, sobre todo era que los hospitales y otros centros muy importantes no tuvieran algún problema de desabasto, ahí se dio la prioridad; afortunadamente lo arreglaron muy rápido”.

Descartó que haya desabasto de agua en la capital del país, además de que están realizando más trabajos de reparación para poder llenar todos los sistemas y que estén operando adecuadamente.

“(También) aumentó el caudal particularmente de Lerma, y eso nos ha permitido resolver algunos problemas de desabasto que teníamos y también el Sistema Barrientos”, afirmó.

estados@eleconomista.mx