Cancún, QR., Las auditorías que realiza el gobierno de Quintana Roo a los estados financieros de la administración estatal se extienden hasta el último tramo de gobierno de Félix González Canto (2005-2011), quien según el actual gobernador, Carlos Joaquín González, solicitó créditos por 7,000 millones de pesos tan sólo en el año 2010.

Evidentemente, son las cosas que estamos revisando en la auditoría: para qué fueron usados, en dónde están las obras que respaldan ese crédito que en verdad no se ven, entonces hay que hacer una revisión , expuso Joaquín González.

En entrevista con medios locales, el mandatario defendió su decisión de refinanciar la deuda de más de 19,000 millones de pesos que heredó del anterior gobernador Roberto Borge Angulo, la cual dijo comenzó a incrementarse en el último año de gobierno del actual senador González Canto.

Solamente hablemos del 2010, hubo 7,000 millones en el último año de gobierno; 7,000 millones de endeudamiento en el 2010 (...) Se contrataron además a tasas muy altas , mencionó.

Dicha deuda está contratada con 5 bancos y el gobierno de Quintana Roo se encuentra en el análisis y negociación con 13 bancos, así como con el respaldo del Banco Mundial para lograr reducir las tasas de interés, explicó el mandatario estatal.

Cabe recordar que en algunos de los 12 créditos que conforman la deuda estatal hay tasas de interés fijadas hasta en 7.5%, lo cual es el nivel más alto que se paga en el país, según ha dado a conocer la Secretaría estatal de Finanzas y Planeación.

Con respecto de las críticas que ha recibido su gobierno por la renegociación de la deuda y la supuesta forma precipitada en que se aprobó el decreto que le autoriza extender el plazo de pago de 20 hasta 30 años, Joaquín González insistió en que ésta era necesaria y no había que esperar mucho para ordenar el tema económico del estado, que permitirá disminuir costos, permitirá operación y llevar programas de gobierno necesarios para el estado .

Reiteró una vez más que tan sólo en el 2010 el gobierno de González Canto metió 7,000 millones de deuda al estado, que son la causa por la que hoy se está renegociando una deuda que no daba margen a seguir esperando más para continuar pagando tasas de interés muy altas.

La deuda de Félix Gónzalez

La deuda de Quintana Roo al final del sexenio 2005-2011 quedó en poco más de 9,000 millones de pesos, lo cual implicó un aumento del orden de los 7,261 millones durante todo el periodo de gobierno de Félix González Canto.

El entonces diputado del Partido Acción Nacional, William Souza Calderón, elaboró un recuento de los distintos empréstitos y refinanciamientos contratados por el ex gobernador, del cual El Economista dio cuenta en su momento.

Cuatro empréstitos

El primero de los movimientos tiene fecha del 9 de noviembre del 2006. Fue un refinanciamiento de la deuda del gobierno anterior del orden de los 1, 257 millones de pesos.

El 25 de noviembre del 2008 fue aprobado el decreto 66, que autorizaba al gobierno de Quintana Roo contratar un crédito por 1,900 millones de pesos, que se etiquetaron de la siguiente manera: 1,255 millones de pesos para obra pública, 270 millones de pesos para constituir un fondo de desastres naturales, 274 millones de pesos para atención de desastres causados por el huracán Wilma, 95 millones de fondo de reserva y 6 millones para accesorios.

Con fecha de 10 de diciembre del 2009 fue publicado en el Periódico Oficial del estado el decreto número 196 sobre un empréstito por la cantidad de 2,661 millones de pesos para obras y proyectos productivos, así como para refinanciar el anterior empréstito de 1,900 millones de pesos.

Ya hacia el final de la administración del priista Félix González Canto fue autorizado un cuarto empréstito por 2 mil 700 millones de pesos, adicional a los antes contratados y refinanciados, el cual fue desglosado como a continuación se detalla: 540 millones 392 mil pesos para obra pública, 984 millones 608 mil pesos para invertir en convenios, 700 millones de pesos para reestructuración de contratos financieros; 200 millones de pesos para la reserva del Fonden, 150 millones de pesos para el fondo de contingencia, 95 millones de pesos en reservas y 30 millones para accesorios.

[email protected]