Cancún, QR. El Malecón Tajamar, uno de los últimos grandes desarrollos inmobiliarios de Cancún y en el cual estaba fincada la expectativa de atraer inversiones por más de 100 millones de dólares, está a punto de quedarse como un proyecto incompleto.

Se trata de un complejo en el que ya están invertidos 508 millones de pesos y que el presidente Enrique Peña Nieto inauguró en el 2013.

Los permisos ambientales federales obtenidos en el 2005 por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) perderán vigencia a finales del 2015, sin que hasta el momento se haya realizado ninguno de los grandes proyectos programados para este desarrollo. Entre ellos se encuentran la Basílica de María del Mar, que sería la más grande de México; una plaza comercial; más de 3,000 viviendas residenciales, además de edificios para oficinas.

El propio titular del Fonatur en Quintana Roo, Juan Carlos González Hernández, alertó a quienes han comprado terrenos en el Malecón Tajamar a apresurar las obras que tenían proyectadas, porque de lo contrario tendrían que volver a tramitar una nueva Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), pero con las limitantes que pesan sobre los manglares, las cuales impiden devastar esta especie amenazada, se impediría el desarrollo de cualquier tipo de proyecto en esos terrenos.

A 10 años

La MIA aprobada en el 2005 por la Semarnat establece que Malecón Cancu?n (hoy llamado Malecón Tajamar) se desarrollará en una superficie de 58.76 hectáreas, donde su proceso de desarrollo se llevará a cabo en tres etapas: urbanización, lotificación y construcción. Las dos primeras serán evaluadas en el presente documento, la tercera correspondiente a la construcción quedara sujeta al cumplimiento de los requisitos ambientales que las autoridades soliciten o requieran a cada uno de los adquirientes de los lotes .

El proyecto es tan ambicioso que, según la MIA, en el Plan Maestro Malecón Cancu?n se establece que para el 2020 se requerirán, en Cancu?n, alrededor de 10,000 viviendas para estratos socioeconómicos medio y medio alto, por lo que el proyecto podrá satisfacer hasta 50% de esta demanda .

El problema es que a los inversionistas no se les dio un plazo para inicio y fin de sus proyectos, y la MIA con la cual se les vendieron los terrenos está a punto de vencer , dijo el titular estatal de Fonatur.

[email protected]