Monterrey, NL. La Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) se reunió con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para informarle que los transfer, que nacieron para el cruce fronterizo de carga, están prestando servicios en el interior de la República. 

Esto puede afectar la actividad económica del sector puesto que los transportistas de las entidades federativas invierten entre 30 y 40% más en el autotransporte de carga, indica especialista. 

El presidente de la Canacar, Enrique González Muñoz, comentó a El Economista que “hay una situación que se ha aclarado con SCT, respecto a que los servicios para transfer, que son para dar el servicio de cambio de puerta de las exportaciones e importaciones, están entrando para dar servicio a estados como Nuevo León, San Luis Potosí y hasta Querétaro”. 

Consideró que ante esta situación irregular, SCT tomará medidas concretas para que este tipo de vehículos operen con la autorización que les dio la dependencia federal. 

Por su parte, el vicepresidente de la Organización Mundial de Ciudades y Plataformas Logísticas (Omcpl), Hugo González González, comentó a El Economista, que “el internamiento de transfer a las entidades federativas puede afectar la actividad económica del sector, dado que el autotransporte de carga invierte 30 a 40% más en sus unidades”. 

Cabe mencionar que Nuevo Laredo y Laredo se han especializado en el transporte conocido como transfer.  

Desde que Estados Unidos prohibió el ingreso a su territorio, más allá de la zona comercial fronteriza a camiones mexicanos de carga comercial, estas ciudades realizan este servicio que consiste en recibir la carga de la empresa de México, cruzan la frontera haciendo trámites aduanales y la entregan a una empresa en Estados Unidos, indica un documento de la Secretaría de Relaciones Exteriores. 

Hugo González comentó que las autoridades tendrán que investigar el crecimiento de estos operadores logísticos extranjeros, quienes se aprovechan de posibles vacíos legales, afectando a los pequeños transportistas. 

Por ello, comentó que la organización a la que pertenece, tiene una certificación que ya se expide en México y Centroamérica, para que haya transparencia en las operaciones logísticas. 

Un ejemplo de la conveniencia de esta certificación es que en caso de que haya una contingencia como la que ocurrió cuando hubo un tornado y se tuvo que cerrar el puente III de Comercio Internacional de Nuevo Laredo, en mayo del 2017, los transfer aumentaron su costo. 

Con dicha certificación se puede constatar que las unidades de cruce fronterizo van a cobrar lo justo y no se aprovechen de la escasez de transporte. 

[email protected]